Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de un millón de andaluces sufre pobreza extrema

El 43,2% de las personas residentes en la comunidad está en riesgo de pobreza y exclusión

Infografía de la pobreza en España
Infografía de la pobreza en España EFE

Andalucía es la primera comunidad autónoma con el índice más alto de pobreza, siendo un 43,2% de andaluces los que viven bajo esta situación, lo que equivale a 3.620.684 personas, aumentando cerca de un punto (0,9) con respecto a los datos de 2014. Además, 1.075.000 -un 12,8% de la población total- se encuentran en pobreza extrema, es decir, sobrevive con ingresos inferiores a 332 euros mensuales por unidad de consumo.

Estos y otros datos se desprenden del informe presentado este viernes por la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) con las cifras más relevantes en términos de pobreza y exclusión recogido del índice Arope en 2015, y dentro del marco de la semana donde se celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el día 17 de octubre.

En este sentido, el presidente del la EAPN-A, Manuel Sánchez, que ha estado acompañado durante la presentación del informe por la vicepresidenta, Manuela García, ha asegurado que "a este ritmo de crecimiento, más de la mitad de la comunidad se encontrará en riesgo de pobreza y exclusión en menos de ocho años, alcanzando las cerca de 4.200.000 personas".

Además, en Andalucía --a la que siguen con los índices de pobreza más altos Ceuta (47,7%) y Murcia (38,8%), frente a una tasa nacional que se sitúa en un 28,6%--, el 8% de andaluces padecen carencia material severa (CMS) (671.923), lo que supone un punto y medio menos que en 2014 (9,5%).

Asimismo, según dicho informe, la situación de las familias reflejan los datos "más sensibles" ya que un 24,9% de la población se encuentra en hogares con baja intensidad de empleo; el 55,1% de los andaluces no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 13,3 ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda; y el 12,2 % no puede permitirse mantener su casa a una temperatura adecuada.

Menores

En el caso de la población infantil andaluza, pese a descender tres puntos con respecto al año anterior, se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social el 48,1% de la población menor de 18 años. Así, según este informe, Andalucía "es la segunda comunidad con las tasa de pobreza infantil más alta de España, por detrás de Ceuta", y la región "con mayor número de niños viviendo en hogares con baja intensidad de trabajo, en total 18,8% --en 2014 el porcentaje se situaba en 24,2%, mejorando 5,4 puntos--".

Asimismo, "el 9,8% de menores de 18 años vive en hogares con carencia material severa, frente al 9,1% de los menores españoles", indica la EAPN-A, cuyo presidente asegura que "son conscientes de que la Administración está esforzándose con el objetivo de reducir esta cifras, con mecanismos como la Alianza contra la pobreza infantil en Andalucía, pero también son conscientes de que es necesario más compromiso e inversión".

En este sentido, este informe de la EAPN-A indica que si bien en gran parte de las comunidades un aumento del PIB ha supuesto un disminución de la tasa de pobreza, en Andalucía "no ha sido el caso". De este modo apunta que "la relación existente entre el crecimiento económico y la reducción de la pobreza se ve afectada por la redistribución económica y también por otras variables como el papel de las políticas e intervenciones públicas en servicios sociales, educación y vivienda, entre otros".

"Es necesario un plan de lucha contra la pobreza", un asunto "sobre el que todos los grupos políticos están de acuerdo y que supondría un 5% de los presupuestos de la Junta y los ayuntamientos, pero que no se materializa en los presupuestos", afirma Sánchez, que insta "a un mayor compromiso político" y apuesta por la aprobación de una ley de renta básica, porque "es la forma de que las personas salgan adelante y bajar estas cifras".

Por su parte, Manuela García se ha referido a la campaña que sobre pobreza invisible --#LaPobrezaInvisible-- la Red lleva realizando todo el año "para mirar la pobreza más allá de las necesidades más básicas, lo que tiene consecuencias en el desarrollo de las personas". "Todos estos datos suponen una repercusión importante en la vida de muchos andaluces, ya que sus sentimientos, su salud física y mental, y la igualdad de oportunidades para acceder a la cultura, el ocio o el deporte condicionan el presente y el futuro de todas las personas", manifiesta.

Al respecto, asegura que "hay muchos diagnósticos de salud mental en niños menores de 15 años", mientras que "muchos mayores soportan la carga de sus hijos y familias con pensiones que en muchos casos no llegan a los 400 euros ". Ante esto, la vicepresidenta de la EAPN-A alerta de que "se está normalizando el mensaje", y "no podemos normalizar lo que no es normal".

Por otra parte, la organización ha presentado una herramienta digital llamada 17o Pobreza con el objetivo de que cualquier persona con acceso a un teléfono móvil puede conocer los últimos datos en pobreza y exclusión social de Andalucía. La aplicación, gratuita y disponible en Google Play y App Store, muestra las cifras más representativas por categorías: infancia, vivienda, empleo, suministros, entre otros.