Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Cruz Roja no gana un euro por donaciones de sangre”

La directora de Salud y Socorro de Cruz Roja, Carmen Martín, explica la polémica que acusaba a la organización de lucrarse con esta actividad

Carmen Martín, directora de Salud y Socorro de Cruz Roja, fotografiada este lunes.
Carmen Martín, directora de Salud y Socorro de Cruz Roja, fotografiada este lunes.

El año pasado varios medios de comunicación se hicieron eco de una campaña, difundida a través de las redes sociales y con carteles en las calles, que aseguraba que Cruz Roja gana dinero con las donaciones de sangre en Madrid. La acusación señalaba que, tras firmar un convenio con la Comunidad, la ONG obtendría 67 euros de beneficio por cada bolsa de sangre. Carmen Martín, directora de Salud y Socorro de Cruz Roja, explica que no han hecho pública su versión hasta ahora porque no creían que estas afirmaciones fuesen a tener la repercusión mediática que han tenido. “Hemos decidido expresarnos porque queremos que todos los ciudadanos de Madrid sepan que lo que se está diciendo es absolutamente falso”, añade Martín.

Pregunta. ¿Cruz Roja obtiene algún beneficio de la sangre que donan los ciudadanos?

Respuesta. Cruz Roja no ha ganado ni va a ganar un solo euro con la donación de sangre en Madrid. La ley lo prohíbe expresamente. Ni nosotros, ni los centros de transfusión, ni los hospitales públicos, privados o concertados pueden hacer negocio con la sangre.

P. ¿De dónde sale entonces la cifra de los 67 euros por bolsa de sangre?

R. Cada año recibimos la donación de más de 100.000 personas en todo Madrid a través de nuestras unidades móviles. La Comunidad determina un coste de 67 euros para cada bolsa sin analizar que obtenemos, igual que, con carácter general, establece un coste de 95 euros por cada bolsa de sangre ya analizada. Las dos cifras son costes, nunca beneficios. En todo proceso de la donación de sangre las únicas que ganan son las personas que la reciben. Todo está explicado en nuestra página web (www.cruzroja.es).

P. ¿Cómo explica la confusión que ha habido en torno a la firma del convenio con la Comunidad de Madrid y la supuesta privatización del servicio?

R. Desde finales de 2013, nuestra colaboración se articula mediante un nuevo convenio de coordinación en el que se establece que Cruz Roja tiene la responsabilidad de la donación extrahospitalaria, es decir, en las calles. Por tanto, desde 2014 Cruz Roja sigue haciendo lo que ya era su trabajo: acercar la donación a los ciudadanos mediante unidades móviles. No se privatiza ningún servicio. Es más, fruto del convenio, Cruz Roja cerró su laboratorio de análisis y fraccionamiento de componentes sanguíneos. También dejó de servir los componentes a determinados hospitales. Estos procesos pasaron a ser responsabilidad de la Comunidad de Madrid. Así evitamos duplicidades y optimizamos el proceso.

R. ¿Qué consecuencias ha tenido esta campaña en su contra?

R. La situación ha tomado tal importancia que, en agosto, algunos Ayuntamientos del Corredor del Henares aprobaron en sus plenos el veto a la actividad de Cruz Roja, dando credibilidad a esos rumores.

P. ¿Han notado un descenso de las donaciones a raíz de estas especulaciones?

R. Nosotros ahora no llevamos ese registro, lo lleva la Comunidad, pero sí nos preocupa que los ciudadanos lo malentiendan, como ha pasado en esas localidades del Corredor del Henares. De hecho, nosotros seguimos yendo con nuestras unidades, porque hacemos uso del suelo de la Comunidad y no de los ayuntamientos.

P. ¿Creen que ha podido empeorar su imagen entre los jóvenes?

R. Los jóvenes tienen más acceso a las redes y tendrán mayor conocimiento de esta polémica. Nos inquieta porque nuestro donante tiene un perfil más bien mayor y es muy fiel, pero entre los jóvenes no está tan fidelizado. Algo que es muy importante para que podamos seguir haciendo nuestro trabajo y ayudando a los ciudadanos.

P. ¿Creen que esta situación puede ir a peor?

R. Todos los madrileños conocen de sobra a Cruz Roja. En Madrid, en 2015, asistimos a 238.996 personas en situación de extrema vulnerabilidad, a 14.717 personas mayores, a 17.154 inmigrantes, a 1.482 refugiados o a 2.080 personas en emergencias. El único objetivo que nos mueve es que la sangre llegue en todo momento a quien la necesite. Con una sola donación de sangre salvas tres vidas.

Más información