Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano busca el consenso para el nuevo decreto de plurilingüismo

Será un programa único con presencia de las dos lenguas cooficiales y el inglés

Consejero de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà. Ampliar foto
Consejero de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà.

"No queremos imponer ni obligar. Queremos acompañar a cada centro escolar y por eso cada colegio decidirá el nivel que quiere", ha señalado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, de Compromís, durante la presentación del nuevo decreto de plurilingüismo que el Gobierno valenciano pretende implantar con el visto bueno de toda la comunidad educativa.

Todos los datos que tiene la consejería de Educación indican que el valenciano está bajo mínimos y que ha retrocedido desde que el Ejecutivo de Francisco Camps, del PP, puso en marcha el decreto de plurilingüismo en el año 2012. Después de un año, el Gobierno valenciano, formado por socialistas y Compromís, y apoyado por Podemos, se ha decidido a presentar una ambiciosa propuesta que cambia completamente el actual modelo de enseñanza; eliminando las actuales líneas lingüísticas en castellano y valenciano, por un único programa.

Plurilingüe dinámico, como se denomina el nuevo decreto que Educación presentará los próximos días a todos los implicados en su desarrollo, tiene como objetivo que los alumnos usen de manera integrada el valenciano, el castellano y el inglés con seis niveles de competencia, como recomienda el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MECR). Al mismo tiempo que se corrigen los evidentes desequilibrios de competencia y uso del valenciano entre la población escolar. Los centros públicos y concertados decidirán el programa lingüístico que quieren aplicar.

Otra novedad es que al acabar la escolaridad se acreditará el conocimiento de inglés y valenciano adquirido por el alumno sin necesidad de examen externo, como ocurre en la actualidad. El nuevo decreto, que está pensado para que se desarrolle a largo plazo, empezará a aplicarse el próximo año en infantil y primaria. El calendario será progresivo hasta el 2023 que se implantará en bachillerato y formación profesional.

La consejería también ha previsto impulsar la formación del profesorado, requisito indispensable para que el nuevo modelo se implante con normalidad. Por eso creará un centro de formación en multilingüismo, que se ubicará en el Alzira, Valencia. Y realizará actividades concretas en las escuelas oficiales de idiomas e incluso intercambios de profesores con centros de otros países.

Más información