Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño de 13 años se fuga de un centro de menores

El chaval fue hallado este lunes por la policía en San Sebastián de los Reyes pero volvió a escapar

Victoria Rodríguez es la madre de Víctor, un muchacho de 13 años que se fugó hace una semana de un centro de protección de menores Isabel Clara Eugenia en el madrileño barrio de Hortaleza. Desde entonces, el menor, que padece un trastorno de conducta, vive en la calle. La última noticia que se tiene es que la policía lo encontró este lunes en San Sebastián de los Reyes, pero el joven volvió a escaparse cuando abandonó la comisaría acompañado de un educador del centro.

“Los responsables del centro pidieron a la policía que lo llevasen a las instalaciones, incluso mi marido se ofreció a acompañarles. Era previsible que esto podía pasar”, asegura Rodríguez.
Los padres de Víctor han presentado desde junio cinco escritos ante la Fiscalía de Menores para informar del estado de su hijo, “que puede ser agresivo”, pero todavía siguen esperando a que se active el protocolo de actuación para estos casos. “Es una situación desbordante. Yo no sé qué más hacer”, afirma la madre, que se encuentra medicada y lleva varios días sin dormir, según La Mañana de TVE.

El menor hacía un mes que había ingresado en el centro de forma provisional, aunque no era la primera vez que se escapaba. En otras dos ocasiones, el joven había aparecido en Villaverde Alto, barrio en el que se encontraba el instituto donde acudía a clase. La demanda de los padres, que en todas las ocasiones han denunciado estas huidas a la policía, es que su hijo sea trasladado a un centro terapéutico donde le atiendan profesionales especializados. “Cada vez era más agresivo, incluso un día quiso escaparse por una ventana de casa. Lo único que quiero es que intente salvarle gente que está capacitada, porque a mí se me han acabado los recursos. Yo no puedo encerrarle en casa”, se lamenta Rodríguez.

La madre de Víctor relata que desde las instituciones “se han ido pasando la bola” unos a otros hasta que se ha producido esta situación. “Me han dicho que como padres tenemos que protegerlo, pero yo solo quiero encauzarlo y que después vuelva a casa, porque solos no podemos ayudarlo”, explica.
“Como es menor de 14 años no pueden imputarle y en muchos sitios me dicen que cuando los cumpla ya escarmentará, pero yo lo que quiero es que se evite algo peor”, comenta la madre. Rodríguez teme que si su hijo permanece mucho tiempo en la calle se vea obligado a llevar a cabo pequeños hurtos.

Plaza en un centro

Los progenitores del menor solicitaron ayuda a la Comunidad de Madrid. Los servicios asistenciales públicos les han asegurado que en cuanto el menor aparezca se le adjudicará una plaza definitiva en un centro especializado para que reciba un tratamiento adecuado. Por el momento, la situación está estancada.
“El proceso es muy lento, no hay plazas suficientes y la lista de espera es larga. Además, no sabemos dónde está Víctor”, declara preocupada la madre del menor.

Más información