Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alumnos y pacientes: cuidados en el aula

47 profesionales de enfermería se incorporan a los colegios de educación especial valencianos

La enfermera Jessica Olmos atiende a los niños en el colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja. Ampliar foto
La enfermera Jessica Olmos atiende a los niños en el colegio de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja.

La sonrisa de Jacobo ilumina toda la habitación cuando Jessica se acerca para darle agua a través de la sonda gástrica de su abdomen. Es uno de los 53 alumnos del Centro de Parálisis Cerebral Infantil de Cruz Roja en Valencia. También empiezan el cole como el resto de niños pero con una particularidad, son alumnos al mismo tiempo que pacientes y por ello requieren unos cuidados especiales. Por eso, a partir de este curso, el 100% de los alumnos de los 47 centros de Educación Especial de la Comunidad Valenciana tiene garantizada la atención fija de un profesional de enfermería de la sanidad pública.

Y así ha empezado el curso escolar también para Jessica que se ha incorporado como enfermera de referencia y con horario completo al equipo docente del centro. Jessica Olmos, hasta hace unos meses enfermera del hospital La Fe, reconoce las particularidades de las necesidades de estos niños: “Yo pertenezco al departamento de salud del hospital La Fe y, como no había tenido experiencia con las secuelas de la parálisis cerebral, he estado unos días en pediatría para conocer mejor las enfermedades y los tratamientos. De hecho, tengo los recursos y todo el apoyo de los profesionales del hospital por si necesito cualquier cosa o tengo dudas con las dietas, por ejemplo”.

En estos centros especiales se escolariza a niños con enfermedades de baja prevalencia, las conocidas como raras o discapacidades con problemas psicomotores graves. Algunos vienen con una traqueotomía, una perforación en la tráquea o con mala deglución. En estos casos, van a requerir que se les alimente o medique con sonda nasogástrica y posiblemente necesitarán aspiraciones buconasales. Otros pueden sufrir una crisis epiléptica o un atragantamiento.

Muchos de los centros contaban ya con personal sanitario con contrato privado, otros no disponían de ellos, tampoco estaban presentes en el centro durante todo el horario escolar. En algunos casos, los profesores tenían que asumir parte de este trabajo. Como explica Jessica: “Yo creo que un profesor no está preparado para esta clase de atención tan especializada, ellos saben educar y estimular pero nosotros hemos estudiado para cuidarlos y también para hacer prevención y una de las tareas es hacer charlas sobre prevención y cuidados en casa a los padres”. Jessica y sus compañeros de enfermería se encargaran también del control de salud bucodental, de la rehabilitación o de las vacunaciones. María José Ibáñez, directora del Centro de Parálisis Cerebral Infantil reconoce que este año ha sido más fácil disponer de enfermera: “Son absolutamente necesarias y más en centros como este donde la crisis convulsivas o respiratorias pueden producirse cada día”.

Esta iniciativa parte de una colaboración entre la Consejería de Sanidad y la Consejería de Educación, cumple con una ley aprobada en 2014 y permite la integración del personal sanitario, de manera estable y fija, en la estructura de los centros educativos durante el horario lectivo. Los horarios de los profesionales se han adaptado en cada centro a las necesidades de los alumnos que tienen matriculados. En total se atiende a la totalidad de los 3.080 niños de Educación Especial, matriculados en los centros tanto públicos como concertados, de los cuales siete están en la provincia de Castellón, 24 en Valencia y 16 en Alicante.

Según la consejera de Sanidad, Carmen Montón, “se cumple así con un compromiso que va a mejorar la atención de estos niños y va a suponer mucha tranquilidad a los padres, el 100% del alumnado está cubierto en igualdad de condiciones”. Además, se va a introducir el sistema informático de Sanidad, la plataforma Abucasis de Atención Primaria, para que los sanitarios tengan acceso directo a la historia clínica del menor. Pero lo más destacado es que el profesional va a compartir con el equipo del centro educativo un abordaje en conjunto de cada alumno. En este sentido, Jessica comenta que ha sido muy bien recibida en la escuela. “Se nota que es un equipo muy unido y con años de experiencia. Valoran mucho la figura de la enfermera en la escuela porque la educación está bien, pero en estos casos, saben que es fundamental el soporte de la sanidad”.

Para el consejero de Educación, Vicent Marzà, esta iniciativa trata de cubrir el derecho de estos niños a ser atendidos en su propio centro, a pesar de los pocos recursos de que se dispone en la administración pública. Asegura que es un paso más hacia la escuela inclusiva. La presencia de estos profesionales en el aula va a aportar seguridad a la hora de actuar con los niños. “Son profesionales que saben cómo reaccionar ante cualquier situación médica, a quién llamar y están capacitados para valorar el riesgo”.

La selección de profesionales se ha hecho en los centros de atención primaria de los departamentos de salud, y se ha tenido en cuenta sus ganas de participar en el proyecto y su capacitación. No se ha contratado a más personal, se ha cambiado de ubicación en un gran esfuerzo para la sanidad pública valenciana. "Los recursos son limitados por el techo de deuda y por la infrafinanciación, pero hemos priorizado", comenta Carmen Montón.

Más información