Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallecen seis personas en dos días en playas valencianas

Casi todos los muertos se ajustan al perfil de hombres mayores de 65 años con factores de riesgo cardiovasculares

Ampliar foto
Varios bañistas observan este jueves en Valencia unas prácticas de salvamento marítimo.

Seis personas, todas ellas de más de 60 años y salvo una, hombres, han fallecido en los últimos dos días en playas valencianas, según ha informado el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) de la Generalitat valenciana.

Aunque las causas exactas de las muertes todavía no están determinadas, en la mayoría de casos no parece tratarse de ahogamientos, sino de infartos que los fallecidos habrían sufrido mientras se encontraban en el agua o poco después de bañarse.

Fuentes sanitarias indican que prácticamente todos los fallecidos se ajustan al perfil de las personas que más suelen morir en la playa en los meses de verano: varones de más de 65 años con factores de riesgo cardiovasculares, que en bastantes casos han padecido ya infartos, tienen diabetes o hipertensión. Los casos son mucho menos frecuentes en mujeres. Y se producen en un número muy inferior en piscinas.

"Estos fallecimientos suelen deberse a que existen factores de riesgo o una enfermedad cardiovascular de base. Y el calor, la deshidratación y el sobresfuerzo asociados a la playa y al mar, pueden desencadenar problemas cardiacos súbitos como infartos o arritmias", explica Ana Peset, cardióloga del Hospital Provincial de Castellón.

"Tenemos bastantes casos de veraneantes que vienen de fuera y a quienes durante el verano atendemos en las unidades de cuidados intensivos o tenemos que poner un marcapasos porque se les desencadena el problema estando en la playa. De todos modos, por cada uno que muere salvamos a muchos. En las playas en verano se concentra mucha gente, entre ellos personas que tienen factores de riesgo cardiovasculares", señala Peset.

Los casos más comunes, prosigue Antonio Félix, médico del Servicio de Atención Sanitaria a las Urgencias y las Emergencias de la Consejería de Sanidad valenciana, son personas que sufren síncopes dentro o fuera del agua por diversas causas: cardiovasculares, vasovagales (una breve pérdida de conocimiento), cerebrovascular o por hipotensión. "Si el síncope ocurre dentro del agua, la persona se sumerge, su cuerpo sigue respirando e introduce agua en los pulmones, por lo que puede morir ahogado".

Los síncopes resultan muy frecuentes. Un estudio del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) de la Comunidad Valenciana que analizó casos durante más de un año —de junio de 2013 a noviembre de 2014—reveló que el primer diagnóstico realizado por estas unidades, en playa o fuera de ellas, fue con mucha diferencia el síncope: 14.700.

"El requerimiento energético en la playa es mayor que el habitual. También el estrés que se deriva el calor, de nadar o de estar jugando con los nietos", agrega Félix.

La primera de las seis muertes en dos días en la Comunidad Valenciana se produjo el miércoles en Vinaròs, en Castellón. El fallecido fue un hombre de 62 años que, según el CICU, sufrió una indisposición poco después de las 10 de la mañana. Fue atendido por los miembros de un SAMU que no lograron salvarle la vida.

Pocos minutos después moría en Gandia (Valencia) una mujer de 70 años que fue sacada inconsciente del agua. Ni los socorristas ni el SAMU desplazado al lugar pudieron reanimarla. Hacia el mediodía falleció otro hombre en la playa de Levante de Benidorm (Alicante), de 75 años, mientras se bañaba.

Este jueves ha muerto un hombre mientras se encontraba en el agua en la playa Torrenostra, en la población de Torreblanca (Castellón), poco después de las 10 de la mañana. El CICU no ha precisado cuántos años tenía, pero ha indicado que se trataba de una persona de edad avanzada. Una hora después ha fallecido otro hombre, de 76 años, cuando se bañaba en la playa del Puerto de Sagunto (Valencia).

En Benicàssim, en la playa de Heliópolis, ha fallecido un hombre de 79 años también mientras se hallaba en el agua. Según la reconstrucción realizada por el Ayuntamiento, el fallecido pudo sufrir un infarto, ya que se encontraba cerca de la orilla y ha sido sacado rápidamente del agua por un bañista.

El número de muertes en playas valencianas se eleva a siete si se calcula desde el pasado domingo, 31 de julio, cuando otro bañista, de 48 años, falleció en Castellón, probablemente a causa de una dolencia cardiaca, ya que sufrió un desvanecimiento en una zona en la que hacía pie.

El lunes, la policía local de Xàbia (Alicante), multó a dos bañistas por seguir en el agua a pesar de que ondeaba la bandera roja y la prohibición de adentrarse en el mar había sido advertida reiteradamente por megafonía en la popular playa del Arenal. Las sanciones, que se imponían por primera vez y son consecuencia de la aplicación de una ordenanza municipal, implican multas de 750 euros. Ese mismo lunes los socorristas tuvieron que intervenir varias veces para rescatar a bañistas en playas de Xàbia debido al fuerte oleaje.

Más información