Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cine

Agosto en ocho milímetros

El estío transforma patios centenarios, jardines, terrazas o museos en salas de proyección de estrenos o clásicos

Cine en la terraza.

El estío transforma patios centenarios, jardines, terrazas o museos en salas de proyección de estrenos o clásicos. En verano hay cines de centro, de extrarradio; para cantar a gritos o gritar de miedo... Y lo mejor, desde el gratis a menos de 10 euros.

A 50 kilómetros de Madrid, la localidad de Chapinería abre de forma gratuita su Palacio de la Sagra los lunes hasta el 15 de agosto. Por la que fuera residencia de marqueses desfilará el trabajo de Alberto Rodríguez o Clint Eastwood y el clásico de Victor Fleming, El Mago de Oz (1939).

El Molar, Fuente el Saz, Rascafría, Robledo de Chavela... Hasta 41 municipios han recibido apoyo de la Comunidad para hacer sus cines de verano. Se pretende así apoyar a poblaciones que no tienen cine. Cosa que no le ocurre a la ciudad de Alcalá de Henares, que de hecho tiene hasta tres cines de verano este año. Los alcalaínos celebran la reapertura de la terraza del Teatro Salón Cervantes, que después de años de dudas, se vuelve a llenar de sillas. Y más Cervantes en la capital, pues el jardín de la Casa Museo Lope de Vega dedica su ciclo de cine al escritor en el año de su centenario.

Del pueblo... al barrio

Los distritos llevan años celebrando sus propios eventos. Como Fescinal, el festival de cine del Parque de la Bombilla, en Moncloa, que va por la 32º edición. A su reinado, sin embargo, le salen imitadores o competencia, pues la XX edición del festival de cine del Parque del Calero (Calle José del Hierro, 3), en Ciudad Lineal, ofrece hasta 73 cintas, algunas en versión original, con títulos como La Novia, La chica Danesa o Spotlight.

Y más allá de las Juntas, los vecinos también aúnan fuerzas y proyectores para tener su propio cine. Es el caso de Usera o el de Arganzuela, con su Cinarrio, montado por el espacio EVA, que aprovecha la pared de un edificio abandonado frente a Matadero, para exponer todos los documentales que les deje la batería del proyector.

Lo del Patio de Conde Duque es ya un clásico. Esta edición repite con la temática del jardín y se llenará de guirnaldas de luces para sus 800 espectadores. Además del programa habitual en el Patio Sur, que incluye cine de autor, documentales, preestrenos, sinfónica y ópera, los domingos se dedicarán al cine mudo, con música en directo. El día 10, El Acorazado Potemkin, se pueden consultar el resto de títulos en la web de Cine Garden.

Suena más música unos metros más allá, en la Sala Siroco (Calle de San Dimas, 3). La primera edición de Sirocortos Short Music Festival aterriza de la mano de Cinema Oh! Culto y aspirara a pasarse el verano llenando la sala con los trabajos seleccionados. Si además de escuchar música lo que se quiere es bailar y cantar, en el Parque del Canal la propuesta de Sing Along, un evento nacido a finales de los 90 en el Festival de Cine Gay y Lésbico de Londres, exhibe cintas como Grease, Mamma Mía! o Moulin Rouge.

La Casa Encendida, con su Terraza Magnética, quiere atraer a los amantes del cine de magia negra, sectas y brujería. El desasosiego está asegurado hasta el 27 de agosto con The Lords of Salem, Häxan o On the silver globe, en versión original y con coloquios al final de la proyección. En el barrio vecino también son de pasar miedo, esta vez en la biblioteca y dedicándole el ocio a la gran Mary ShelleyFrankenstein inspira la cartelera del Complejo El Águila. El patio de la antigua fábrica de cervezas proyectará desde durante dos semanas de jueves a domingo y desde el día 22, clásicos no tan accesibles como El ladrón de cadáveres o Frankenstein y el hombre lobo (1943), entre otros.

El ciclo Sunset Cinema proyectará 70 películas de culto, cine europeo y estrenos recientes en la galería de cristal de CentroCentro. La oferta se completa con exposiciones, gastronomía y bebida de primera y sesiones golfas de viernes y sábado.