Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid sale de la crisis con más pobres que en su peor momento

El 14,3 % de los madrileños entrevistados en 2015 había tenido riesgo de pobreza en el último año, frente al 12,1% de 2010

Los datos macroeconómicos indican que la Comunidad de Madrid, la región con la renta per cápita más alta de España, está saliendo de la crisis, pero lo hace arrastrando tantos o más pobres de los que tenía en el meollo del derrumbe. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 14,3% de los entrevistados en 2015 había tenido riesgo de pobreza en el último año, frente al 12,1% de 2010. La presidenta regional, Cristina Cifuentes, fue preguntada en la Asamblea por el aumento de la desigualdad entre ricos y pobres y dejó la responsabilidad en manos de sus antecesores, pues la encuesta se hizo antes de gobernar.

Recogida de productos para el Banco de Alimentos en Colmenar Viejo, en 2015.
Recogida de productos para el Banco de Alimentos en Colmenar Viejo, en 2015.

Cada vez más madrileños pueden irse de vacaciones una semana —aunque aún uno de cada cuatro no puede hacerlo— y son menos quienes pasan apuros para pagar lo básico. Pero quien es pobre, está igual o más asfixiado. Hay una bolsa de pobreza crónica que no mengua y que pasa de padres a hijos. Es lo que en Cáritas llaman “efecto contracíclico”.

“Hace dos años que la economía ha terminado su periodo recesivo”, recuerdan en su reciente informe Expulsión social y recuperación económica, elaborado por su fundación, Foessa. “Mejora el crecimiento, se reduce la tasa de paro…, pero se tiende a ignorar que en el nuevo ciclo económico la casilla de salida no es la misma para todos”.

“Usted celebra que se crea riqueza, pero se ve que ni se distribuye ni se redistribuye. No es defendible un modelo que normaliza la desigualdad, que deja por el camino a los más desfavorecidos”, le espetó el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, a la presidenta Cifuentes en el primer pleno de junio. “No basta el crecimiento para combatir la pobreza. Ni los números del PIB para el bienestar social. ¿Cuál es su prioridad? ¿Cuáles son sus remedios? No habrá una verdadera regeneración social si no logramos terminar con esta situación de un Madrid injusto para quienes más lo necesitan”.

Madrid sale de la crisis con más pobres que en su peor momento

Cifuentes pidió a Gabilondo esperar al 2017 para “valorar lo que este Gobierno está haciendo” e insiste una y otra vez que nueve de cada 10 euros van a políticas sociales. “La tasa de pobreza solo ha variado unas décimas. Y es que, si algo se ha demostrado, es que donde ustedes [los socialistas] gobiernan, se genera más pobreza y se dispara. En Andalucía la pobreza ha crecido 8,4 puntos”.

“No se puede comparar Andalucía, que es pobre, con Madrid, que tiene la tasa de renta per cápita más alta de España. Ha superado a Euskadi”, sostiene José Manuel López, portavoz de Podemos en la Asamblea, que trabajó en Cáritas. “La desigualdad no va a terminar si sigue existiendo exenciones fiscales, de patrimonio y sucesiones, que solo benefician en un 95% a los ricos. En Madrid se dejan de recaudar por este motivo 5.350 millones, que equivale al 16% del presupuesto de la Comunidad. Esto no se arregla con caridad, sino cambiando el sistema fiscal, que es el más injusto de toda España”, añade López. Los socialistas comparten su opinión.

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos, coincide en que hay que tomar “medias a medio plazo”, pero solo recuperaría el impuesto de sucesiones para quienes heredan más de un millón de euros. Cree que debía haber un complemento salarial para los sueldos más precarios o apuesta por un bono social en el que un inversor privado adelanta el dinero a una entidad social y si es un éxito luego la Administración Pública desembolsa el dinero.

Renta de inserción mínima

“Hemos conseguido que la renta de inserción mínima, para los que no tienen ningún ingreso, llegue al menos a los 400 euros y se acerque a la media nacional”, se alegra Aguado. Madrid ocupaba antes el furgón de cola pese a su riqueza. “O que se apruebe abrir 200 pisos a personas sin techo”. Medidas que considera “vendas” para ganar tiempo.

Cifuentes ha presupuestado para 2016 153 millones para esa renta mínima de inserción, lo que supone un 28% más que con el Ejecutivo de Ignacio González. Pero a los socialistas y a Podemos la cifra se les queda corta.

Se prevé que la disfruten 28.000 familias, pese a que, según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, unos 334.000 madrileños (131.000 familias) sobreviven con menos de 332 euros mensuales. Hay empleos que están tan mal pagados que existe una nueva figura, la del trabajador pobre. Y cuatro de cada diez parados llevan más de dos años desempleados.

Ayudas para pagar el agua

Agua y la luz son las últimas facturas que dejan de pagar. Este año el Canal de Isabel II, gestionado por Cifuentes, se ha comprometido a que 25.000 familias sin apenas recursos económicos paguen solo cuatro euros mensuales por 417 litros de agua diarios. Lo que supone un recorte en el monto del 74%. Es un paso, pero la oposición quiere más. No entiende que el Canal haya especulado con el dinero de los madrileños en América Latina cuando no está garantizado que en cada casa haya agua corriente.

Por su parte, Cifuentes se reunió con las eléctricas y sacó el compromiso de demorar el corte de luz un mes. El tiempo suficiente para que la Comunidad se haga cargo de la factura durante medio año.

Cáritas calcula que en España se tardará siete años en volver a los niveles de hogares sin ingresos de antes de la crisis.

Más información