Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La donación de órganos remonta tras varios años a la baja en Cataluña

Salud registra un 24% más de donantes cadáver en tres años y reduce las listas de espera un 7% con respecto a mayo de 2015

Operación de un trasplante de hígado en un hospital
Operación de un trasplante de hígado en un hospital

La donación de órganos remonta tras varios años de tendencia a la baja. Cataluña, con el récord de 955 trasplantes realizados en 2015, es líder mundial en estas intervenciones. La comunidad realiza unas 127 operaciones por millón de habitantes, una tasa 23 puntos superior a la española y el doble de la que registra la media europea. Sin embargo, el Departamento de Salud y la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT) llevan años reconociendo un punto débil: la donación de órganos. Tras los picos de éxito registrados a principios de siglo, las donaciones empezaron a bajar. Aunque en los últimos años mejoró la cifra de donantes, no fue hasta el año pasado que Cataluña consolidó el cambio de tendencia. La OCATT registró 426 donaciones en 2015, un 8% más que el año anterior.

Aunque hasta ahora eran los donantes vivos los que paraban la caída de las donaciones de pacientes en muerte encefálica, el director de la OCATT, Jaume Tort, ha reconocido este miércoles que el aumento del último año se debe, en gran medida, al incremento de donantes de muerte en asistolia, esto es, de pacientes vivos pero en situación terminal. La donación asistólica aumentó un 91% en 2015. Con todo, según los registros de la OCATT, las donaciones de cadáveres aumentaron un 24% en los últimos tres años.

El director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha reconocido, sin embargo, que Cataluña todavía tiene "mucho margen de mejora" en las donaciones, sobre todo porque uno de cada siete casos potenciales se niega a donar. Casi la mitad de las familias que se niegan a donar los órganos de su familiar no alegan más motivos que un simple "no". 

La lista de espera de 1.266 personas, un 7% menos que el año anterior, también apremia a los gestores sanitarios a implementar la sensibilización de las donaciones. Una de las últimas medidas de Salud ha sido incorporar en la tarjeta sanitaria electrónica La Meva Salut, a la que se puede acceder a través del ordenador, un apartado en el que cada paciente puede indicar si quiere ser donante o no.