Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau reivindica el liderazgo público ante los empresarios

La alcaldesa ofrece seguir colaborando con el sector privado pero con el Ayuntamiento al frente

Ada Colau en la XXXII reunión del Círculo de Economía de Sitges.
Ada Colau en la XXXII reunión del Círculo de Economía de Sitges.

El foro de la XXXII Reunión del Círculo de Economía de Sitges le sirvió este miércoles a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para hacer balance de su primer año de mandato. Colau exhibió su determinación a poner orden en el sector turístico para hacerlo sostenible en los próximos años y de vertebrar los barrios periféricos de la capital catalana. Pero Colau fue a Sitges también con un mensaje: colaboración entre empresas y administración sí, pero con liderazgo del sector público. La alcaldesa pidió a los empresarios su ayuda para luchar contra la desigualdad e impulsar un salario mínimo metropolitano.

“Hace uno o dos años nadie se hubiera imaginado que yo estaría en esta sala como alcaldesa de Barcelona”, afirmó Colau cuando arrancó su intervención ante la plana mayor del empresariado catalán. La alcaldesa recordó que ninguno de los malos augurios que se lanzaron cuando llegó al gobierno, muchos de ellos en los pasillos de Sitges el año pasado, se ha cumplido. “Decían que las inversiones huirían, que habría desgobierno, parálisis económica, frustración… Eso no ha sucedido y ya ha pasado un año”, afirmó. Colau rechazó hacer “tabula rasa”, pero sí mejorar algunos aspectos de la ciudad, en especial el modelo turístico. “En pocos años el número de camas ha triplicado el de vecinos. Eso provoca procesos de especulación”, advirtió.

Pero Colau fue también con un mensaje para el empresariado. Hizo suyo el modelo Barcelona, pero abogó por “mejorarlo”. La alcaldesa dijo que ese modelo se ha identificado con la colaboración público-privada. Y no pidió romper esa tónica, pero sí reivindicó el “liderazgo público” en los proyectos de ciudad. “Quiero que reflexionemos conjuntamente, que me expliquen, que compartan…”, afirmó Colau, quien pidió la implicación de las empresas en la lucha contra la desigualdad, también por motivos económicos.

El Ayuntamiento está con el sector privado en varias empresas y proyectos, como Turismo de Barcelona o Fira. Sobre esta última, destacó que el sector de "ferias y congresos" funciona, pero dijo que ese “potencial” debe aprovecharse mejor para “crear tejido productivo”. “Una estructura productiva más inclusiva, con ocupación de calidad”, añadió.