Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fábricas virtuales y vuelta a lo natural: así será el futuro de la alimentación

El sector agroalimentario explora el negocio del mañana, basado en la innovación

Hortalizas en una tienda de Valencia. Ampliar foto
Hortalizas en una tienda de Valencia. EFE

¿Cómo será la industria agroalimentaria del mañana? El sector, que abarca desde la producción y exportación de materias primas a las grandes empresas de distribución y es uno de los más relevantes de la economía valenciana, ha explorado el futuro este martes.

Fábricas virtuales, venta de alimentos por Internet y productos cada vez más naturales son, según los expertos y directivos que han intervenido en la jornada organizada por la patronal Fedacova y el instituto tecnológico Ainia, algunos de los caminos que tomará el negocio.

El presidente de Tecnidex y vicepresidente de Ainia, Manuel García-Portillo, ha esbozado una revolución industrial que implicará el uso de robots, máquinas inteligentes, impresoras 3D, y plantas virtuales que permitirán ensayar rápidamente procesos de producción y nuevos artículos antes de ponerlos en marcha y lanzarlos al mercado.

García-Portillo ha afirmado que, según un estudio de la consultora Nielsen, la mitad de los consumidores se muestran dispuestos a adquirir alimentos por Internet. Un sector que hasta ahora se había visto poco afectado por la ola cambios en los hábitos comerciales generados por la Red.

El empresario ha apuntado que el futuro de la industria pasa por la creación de grandes cadenas "de márgenes cada vez más pequeños", un descenso del consumo energético y de la generación de residuos y un gran cambio en toda la cadena, desde el empaquetado —con envases biodegradables— hasta el transporte. El sector agroalimentario también se relacionará cada vez más con otros como el de la salud y el turismo, ha añadido García-Portillo, cuya empresa se dedica a la fabricación de productos químicos, tecnología y consultoría en el proceso poscosecha.

Nuevos zumos

La creciente demanda del consumidor por productos frescos ha sido expuesto por la directora de relaciones externas de Mercadona, Pau Villalba. La directiva ha explicado el caso de la instalación de máquinas de zumo de naranja recién exprimido, hace dos meses, que la cadena de distribución ha instalado de momento en 56 tiendas y que, a la vista de sus datos, está obteniendo una gran respuesta.

En los dos supermercados que ha citado, uno situado en el centro de Valencia y otro cerca del campus universitario de Blasco Ibáñez, Mercadona está vendiendo 200 litros de zumo al día. "Para hacer un litro hacen falta tres kilos de naranjas, así que en estas tiendas se han tenido que comprar 600 kilos de naranjas más al día, lo que también supone una mejora para el sector primario", ha dicho Villalba.

La directiva de Mercadona ha puesto como ejemplo de innovación en el sector primario el caso de uno de sus interproveedores —el nombre que la empresa de distribución da a los proveedores con los que trabaja de forma más estrecha—, Arrocerías Pons. La productora reconvirtió 16 campos de arroz de Massanassa (Valencia) y los redujo a cuatro. Con el cambio, aumentó un 10% la superficie cultivada y un 15% la cosecha, y se redujeron un 20% los costes de cultivo.

El presidente de Epsa, Emilio Peña, ha explicado que su empresa, dedicada a la fabricación de aditivos, busca innovar en un ámbito diferente: el de la comunicación, a la vista de la mala opinión que los consumidores suelen tener de sus productos. Epsa también innova en artículos. Por ejemplo con la creación de "microencapsulado de hierro para incluirlo en el pan" y atender a la demanda de personas que presentan déficit de este mineral.

La jornada organizada por Fedacova, que celebra su 25 aniversario, y Ainia, ha reunido a 300 empresarios y directivos. El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha prometido en la inauguración retomar las ayudas al sector pese a la "compleja" situación del Consell por la falta de financiación autonómica.

Más información