Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMER Y BEBER

Madrid tiene vino

La pasada semana se presentó un nuevo tinto madrileño: Sanz La Capital Roble

Madrid tiene vino

Nadie esperaba mucho de la denominación de origen, creada en 1990, Vinos de Madrid. Por un lado, el nombre: tan atractivo, urbanita, moderno... Pero alejado de cualquier asociación en el imaginario colectivo con la actividad vitivinícola. Por otro, la urbe: ¿puede salir un buen vino de un espacio con tanta gente, tanto coche y tanto movimiento?

La pasada semana se presentó un nuevo tinto madrileño: Sanz La Capital Roble. Una propuesta contundente que aspira a colarse en la barras entre las denominaciones populares: "Proponemos Vinos de Madrid como alternativa a Rioja y Ribera del Duero en las barras y restaurantes madrileños", animaba Ana Carbajo, directora comercial de Vinos Sanz.

Discretamente, los caldos madrileños se han hecho un hueco en los menús de interesantes locales de la capital, como por ejemplo Manu, una elegante mezcla de syrah, garnacha y merlot, entre otras, o las varias propuestas de la bodega Bernabeleva, en San Agustín de Valdeiglesias; Cantocuerdas es una de sus etiquetas.

La última presentación de Vinos Sanz recoge todo ese legado y, en su nueva campaña, anima a beber vino al grito de ¡Madrilízate! "Nos gustaría que el público madrileño se identifique con su región a la hora de pedir un vino. También que los turistas empiecen a oír que en Madrid también se hace vino".

Para incidir en el carácter capitalino de sus propuestas, las etiquetas de sus botellas muestran dos escenas muy capitalinas: una estampa del paseo de la Castellana o uno de los jardines de Madrid Río. Sanz La Capital Roble se describe como "un tinto 100% tempranillo". Con uva procedente de la ribera del Tajuña, en la zona de Valdilecha. "Su paso de cuatro meses por madera le aporta equilibrio, manteniendo la expresividad de la fruta roja propia de esta uva", describe Sylvia Iglesias, directora técnica de Vinos Sanz y enóloga autora del brebaje.