Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Fundación Savia reclama un criterio homogéneo para la cotización por los manipuladores de fruta

Las diferencias en la interpretación de la norma obligan a pagar más por el mismo trabajo según la provincia

Empleadas de una empresa de manipulación de frutas.

Un empresario de Córdoba paga a la Seguridad Social por un empleado más y en un régimen distinto que uno de Huelva por el mismo trabajo. Es la situación que se está dando en las plantas de manipulación de frutas, donde los propietarios de las plantas de algunas provincias se ven obligados a cotizar en el régimen general por sus contratados mientras en otras zonas pueden abonar las cuotas en el sistema especial agrario, más barato y más ventajoso, en ocasiones, para el trabajador.

Esta situación genera perjuicios para determinadas empresas de manipulación según la provincia donde se radiquen y les reduce su competitividad en un mercado donde un céntimo por kilo de fruta puede ser determinante.

La causa es la diferencia de criterios de la inspección según las provincias a la hora de interpretar la normativa. Esta situación ha llevado a la Fundación Savia, una entidad dedicada a la defensa del mundo rural, a remitir un escrito al delegado del Gobierno, Antonio Sanz (PP), en el que le insta a que “adopte, de manera urgente, las medidas necesarias para que se produzca una aplicación de la ley de forma homogénea”.

La Fundación Savia advierte que situaciones de desventaja como las que se producen “inciden de manera decisiva en la actividad económica agraria y suponen un lastre para el desarrollo sostenible”.

La situación ha sido denunciada por empresarios afectados y perjudicados por la aplicación de los diferentes criterios, que han visto mermada su capacidad de competir y cómo algunas empresas se han deslocalizado hacia zonas donde el baremo aplicable es más ventajoso.