Selecciona Edición
Iniciar sesión

La xenofobia y la discapacidad, principales causas de delitos de odio

Los 142 casos registrados en 2015 culminan con 55 detenidos e imputados en Andalucía

Un transexual denuncia una paliza de dos jóvenes en Granada. 

Son delitos que se comenten por odios o fobias hacia otras personas, que radican en la intolerancia, la intransigencia y falta de respeto a la diversidad y a los derechos humanos. El pasado 2015 se registraron en Andalucía 142 delitos de odio, de los que se han esclarecido 93 casos, el 65.5%. De ellos, 50 fueron por causas de racismo o xenofobia, 42 contra personas con discapacidad, 28 por ideología, 15 por orientación sexual, cinco por creencias religiosas y dos por género. No se registró ninguno por aporofobia, que es discriminación hacia la pobreza, ni por antisemitismo, según las ocho categorías recogidas en el Informe 2015 sobre incidentes relacionados con los delitos de odio en España redactado por el Ministerio de Justicia.

De entre los casos recogidos en Andalucía, 55 personas han resultado detenidas o imputadas por  cometer estos actos. "El objetivo es conocer el índice de los delitos de odio que se producen y ayudar a que las víctimas se sientan protegidas, y los denuncien”, ha señalado este lunes el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en un comunicado, en el que asegura que la efectividad policial en el esclarecimiento de delitos de odio se sitúa en Andalucía 13,8 puntos por encima de la media nacional.

En el informe global, que recoge los datos de España, se detalla también la figura del responsable detenido o imputado vinculado a estos actos, cuyo perfil sería de un hombre de entre 18 y 25 años. De esta forma, del total de responsables de los actos en España, que alcanza la cifra de 464, los hombres responsables sería 407 y las mujeres 57. En el tramo de edad, son 132 personas entre 18 y 25 años y 118 de 26 a 40. “Estos datos permitirán sentar las bases para conocer la evolución del fenómeno en los próximos años y poder prevenirlo y combatirlo con mayor eficacia”, ha añadido Sanz.