Selecciona Edición
Iniciar sesión
J. J. VAZQUEZ I ACTOR, PRESENTADOR

“Espero que vengan a verme sin traer la escopeta cargada”

Jorge Javier Vázquez representa en el teatro Arriaga Iba en serio, un musical autobiográfico

J.J. Vázquez en una escena de la obra estrenada este miércoles

El presentador de televisión, Jorge Javier Vázquez se ha permitido el lujo de darse un homenaje como actor y cantante de su propia vida. A sus 45 años se sube a las tablas del teatro Arriaga (hasta el 27 de marzo) con una versión escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio.

Pregunta: ¿Qué hay en su vida que merezca ser llevada a un escenario?

Respuesta: Todas, absolutamente todas las vidas tienen un motivo para ser contadas, únicamente tienes que dotarlas de contenido dramático. El hecho de que la obra esté basada en mi vida es algo anecdótico. Juan Carlos (Rubio) ha hecho una versión muy libre de mi primer libro. Es un viaje emocional a través de la vida de una persona de 40 años, que cuenta con elementos con los que muchos pueden sentirse identificados: amores, pérdidas, sueños, desencantos, alegrías…

P: ¿Es un estriptis sentimental, es sincero, o también usted se reserva cosas que no quiere contar?

R: No puse ningún impedimento al director. Me presentó la función y me pareció maravillosa. Soy pudoroso en mi vida personal, pero no en los escenarios.

 P: ¿Por qué se presenta como protagonista de su vida, le daba miedo verse reflejado en un tercero?

R: Esto surge porque llevo muchos años queriendo hacer teatro, y nunca había tenido la valentía suficiente. Conocí al director, me dio la confianza suficiente, y le propuse hacer una función en la que yo fuera protagonista como Jorge Javier. Al principio él no lo vio, pero al cabo del tiempo aceptó. Era lo que me sentía más capaz de hacer: debutar haciendo de mí mismo. No es una cuestión de vanidad, ni soberbia, ni de egocentrismo, como algunos sugieren… Es más bien lo contrario, por ser conservador.

P: Algunos periodistas no terminan de aceptar su papel en televisión, lo ven como una intromisión en el gremio, ¿qué tal acogida ha tenido ahora con el gremio de actores?

R: Al principio hubo una polémica absurda que se desactivó muy rápido. Algunos me criticaron por hacer teatro.

P: Da la impresión de que hace lo que le da la gana, le pese a quien le pese.

El gran logro del ser humano es hacer lo que le da la gana

R: Claro. El gran logro del ser humano es hacer lo que le dé la gana. Normalmente, hacemos lo que podemos , pero me gustaría llegar hasta el punto de hacer lo que me dé la gana y no dejar de hacer cosas porque otros me lo impidan.

P: ¿Le dan igual lo que digan las críticas?

R: En absoluto. La clave es aprender a encajarlas y convivir con ellas. Es un ejercicio muy duro, que a veces te provoca mucha tristeza e impotencia. Enfrentarte a ellas no es nada fácil.

P: De hecho, la crítica no ha sido condescendiente con usted: algunos dicen que le sobra vanidad y soberbia en esta puesta escena.

R: Ha sucedido lo que estaba previsto que ocurriera: en el estreno, en Málaga, anticiparon que la obra iba a ser todo un desastre, las críticas ni siquiera nombraban al resto de actores… Todo estaba enfocado en mí. Eran tan dedicadas a mi figura que sufrí sobre todo por mis compañeros. Parecía que no existía nadie más. A partir de ahí, hemos seguido girando, hemos estado en Sevilla, en Madrid y se han publicado críticas espléndidas.

P: ¿Qué tipo de público atrae su espectáculo, son seguidores o se dejan caer detractores esperando hurgar en sus miserias?

R: Hay gente que viene a verme porque le gusto en televisión, pero no es una función exclusivamente para mis admiradores. Si vienes a verme con la intención de verme defectos me vas a encontrar todos y más. Prefiero que se acerquen al teatro sin prejuicios, que vengan con la única intención de pasarlo bien, sin traer la escopeta cargada.

P: ¿Tiene en mente algún otro proyecto para continuar con la carrera como actor?

R: De momento tenemos gira programada hasta finales de año. Sí me gustaría seguir porque a mis 45 años he logrado hacer lo que había soñado y la respuesta está siendo tan maravillosa que me siento muy afortunado. En todo caso, no tengo nada específico en mente. Sé que me gustaría seguir con los musicales y no quiero nada que se haya hecho ya para evitar comparaciones.