Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El gobierno municipal de Alicante respalda el presupuesto sin fisuras

Belmonte apoya las cuentas y remite a la asamblea de Guanyar sobre su futuro

Alicante Pleno del Ayuntamiento de Alicante. EFE

Tal como se preveía, los 15 concejales del equipo de gobierno han votado afirmativamente para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de Alicante para el ejercicio 2016. Nerea Belmonte, la edil de Acción Social a quien sus socios de PSOE y Compromís han pedido que entregue el acta por juzgar contraria a la ética la adjudicación de varios contratos a personas afines, también ha respaldado las cuentas.

Tras el pleno, la concejal ha asegurado a EL PAÍS que va a esperar a la asamblea que Guanyar Alacant celebrará esta tarde y a la decisión del Comité de Garantías de Podemos antes de tomar una decisión respecto a su futuro. “Yo sigo defendiendo que aquí no hay nada ilegal, no ha habido nada que sea contrario a la ética; en todo caso tendrán que ser las comisiones de garantías las que hablen”, asegura. “Yo en todo momento he reconocido que ha habido un error de estética, pero se ha buscado el ahorro para la concejalía y una mejor gestión, y eso lo voy a seguir defendiendo”.

Pese a asegurar que “los presupuestos debían haberse trabajado más”, Belmonte ha votado junto al resto de sus compañeros, con los que las primeras cuentas presentadas por el tripartito han sido aprobadas con sus 15 votos a favor y los 14 en contra que suman PP y Ciudadanos.

Ha sido la concejal de Hacienda, Sofía Morales (PSPV), la encargada de defender unos presupuestos que nacen marcados, ha afirmado, “por un endeudamiento continuo” causado por los gobiernos populares “que llevó a la intervención del Ayuntamiento por parte del Gobierno central”. Para Morales, el plan de ajuste aplicado llevó al PP a “recortar en lo necesario, en lo vital, en lo imprescindible”, mientras se gastaba en otras cosas y se dejaban facturas millonarias en los cajones y sentencias no pagadas.

La edil ha criticado las reticencias “políticas” planteadas por el Ministerio de Hacienda, que finalmente se han resuelto dando la razón al equipo de gobierno, pero han supuesto un retraso imprevisto en su aprobación. En cuanto a la sentencia que obliga a pagar 18 millones de euros a Hansa Urbana, el Ayuntamiento busca fórmulas de que el TSJ autorice una permuta o un pago fraccionado en siete años, algo que ha rechazado la empresa en la negociación.

El portavoz de Compromís, que también lo es del equipo de gobierno, Natxo Bellido, considera que son unas cuentas "responsables" donde la "mirada social es la prioridad”, puesto que el gasto social se incrementa un 16% en gasto social. Bellido ha calificado de “indecente" que tanto Ciudadanos como el PP critiquen el incremento experimentado por la partida de Cooperación Internacional y soliciten su reducción para destinar el dinero a otras cuestiones locales. En la misma línea, el vicealcalde Miguel Ángel Pavón (Guanyar) ha asegurado que el aumento del gasto en Cooperación es “innegociable”.

La oposición los califica de “continuistas”

El portavoz de Ciudadanos, José Luis Cifuentes, ha justificado el voto en contra de su grupo por considerar que los presupuestos son "irreales" por no incluir ninguna reserva para hacer frente al pago de las sentencias judiciales y por ser “prácticamente iguales a los del PP pero edulcorados con alguna cosa en Acción Social”. Además, ha cuestionado el escaso presupuesto en nuevas concejalías como Memoria Histórica o Protección Animal y el descenso de recursos para Comercio. El portavoz del PP, Luis Barcala, ha criticado la "ausencia de participación ciudadana" en la elaboración de las cuentas y las ha calificado de “continuistas”, además de acusar al equipo de gobierno de "presuntamente pensar en personas concretas a las que favorecer” en su elaboración.

Más información