Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Estado exige a Cifuentes que devuelva el hospital Puerta de Hierro en buenas condiciones

El acuerdo de cesión del inmueble obliga a la Comunidad a mantenerlo en buen estado y está ruinoso

Estado actual de abandono total del afamado Hospital Puerta de Hierro.

La Seguridad Social exige al Gobierno de la Comunidad de Madrid que le devuelva el hospital Puerta de Hierro en condiciones parecidas a las que tenía cuando en 2002 le cedió su uso y su gestión. Fuentes de la Consejería de Hacienda, que gestiona la reversión de la cesión de la clínica, aseguran que la Comunidad “cumplirá la ley”. El acuerdo firmado entre ambas partes obliga al Gobierno regional a reparar y hacer obras de mejora en el inmueble, pero este languidece sin inversiones desde que la clínica se mudó a Majadahonda.

En 2002, tras cerrarse la transferencia de las competencias en sanidad del Estado a Madrid, se firmó un acuerdo de traspaso que permite a la Comunidad “disfrutar de los bienes inmuebles de la Seguridad Social”. Eso sí, a cambio debe de “hacerse cargo de todas las reparaciones necesarias en orden a su conservación, efectuar las obras de mejora que estime convenientes...”. Una conservación que en el hospital Puerta de Hierro se incumple. Desde el exterior —no se puede entrar, se halla rodeado de vallas metálicas— se observan cristales rotos, barandillas caídas, techos descolgados o lamas podridas.

La oposición quiere parar la reversión

La oposición, a diferencia de la Consejería de Sanidad, coincide en que faltan camas para medias y largas hospitalizaciones. Por ello le reclama que pare la reversión del antiguo hospital Puerta de Hierro, que iba a ser dedicado a ese propósito.

Daniel Álvarez Cabo, diputado de Ciudadanos, ha registrado una petición para que el consejero Sánchez Martos explique sus planes. “Hay que hacer un estudio con calma de las necesidades. Y luego decidir si se devuelve o no. Solo 500 de las 12.000 camas hospitalarias de la región son para media y larga estancia, y están todas fuera de la capital”, explica. Mónica García, de Podemos, cree que es “una excusa” decir que no se necesitan camas “cuando muchas están concertadas y un estudio de 2008, justo cuando se estaban abriendo hospitales, ya decía que se necesitaban para estancias largas”. García reclama un estudio técnico de cuánto costaría rehabilitar el Puerta de Hierro para acoger esas camas. El socialista José Manuel Freire registrará una proposición no de ley que inste al Gobierno a no devolver la clínica.

Y el acuerdo va más allá, y afirma que si el edificio no se usa debe volver a la Seguridad Social —proceso que ya Hacienda ha iniciado— y en el transcurso de esa reversión la Comunidad deberá “continuar con el abono de los gastos derivados de su conservación y mantenimiento, así como del pago de las obligaciones tributarias que afecten a los mismos, hasta la finalización del ejercicio económico en el que se produzca dicho cambio”.

Fuentes de la Seguridad Social no entran a valorar si la Comunidad va a ser penalizada y con qué cuantía por incumplir el acuerdo de mantenimiento del inmueble, pero remiten al acuerdo aprobado en el Boletín Oficial del Estado del 28 de diciembre de 2001 que obliga a Madrid a abonar las reparaciones.

Y esas fuentes de la Seguridad Social ahondan en la obligación de la Administración regional de conservar el patrimonio traspasado aludiendo a un real decreto de la Ley General de la Seguridad Social, de 2015: “La comunidad autónoma debe llevar a cabo una serie de obligaciones en relación con los bienes inmuebles transferidos, como son las de realizar las reparaciones necesarias en orden a su conservación...”.

Fuentes de la Consejería de Sanidad afirmaron a EL PAÍS que en 2015 la Comunidad gastó 856.489 euros por impuestos, mantenimiento y seguridad. No desglosan los conceptos. Fueron 68.000 euros menos que en 2013. La vigilancia no es excesiva. Más allá de haber convertido en un fortín de vallas metálicas el entorno ajardinado de la clínica, apenas se ven algunas cámaras de seguridad. Ni rastro de vigilantes, aunque dentro del edificio el pasado lunes había luz y un coche en la puerta.

En 1998 se anunció que se construiría una nueva sede del Puerta de Hierro en terrenos del Ayuntamiento de Majadahonda y con gestión administrativa de una empresa de Florentino Pérez. Y desde ese momento y hasta la mudanza, en 2008, la oposición denunció que la Comunidad había dejado de invertir en el inmueble antiguo.

Sanidad se defendió diciendo que, entre 2003 y 2006, se gastó 12 millones en equipar las habitaciones con aparatos de aire acondicionado, ampliar las urgencias y modernizar otras dependencias. Algunos de esos aparatos se oxidan ahora en el exterior del edificio.

El deseo de la Comunidad era demoler el Puerta de Hierro, que fue levantado en 1964, y sustituirlo por un edificio nuevo que acogiese “un nuevo hospital de media y larga estancia, donde destacarán las unidades de cuidados paliativos”, en palabras del consejero Juan José Güemes en 2008. Quizá por ello, desde ese año hasta la fecha se despreocuparan de su mantenimiento.