Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los obispos de Getafe y Alcalá tachan de “hecho grave” la ley de transexualidad

El PSOE y Observatorio Español contra la Lgbtfobia han condenado las declaraciones, que consideran un ataque al colectivo LGTB

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig, en una foto de archivo.

Los obispos de Getafe y Alcalá de Henares, Joaquín María López de Andújar y Juan Antonio Reig, respectivamente, criticaron con dureza en una carta pastoral la Ley de Transexualidad de la Comunidad de Madrid, aprobada el pasado 17 de marzo. En la carta, -"que destila LGTBfobia, un delito de odio", dicen los colectivos afectados-, expresan su "profundo dolor" por la aprobación de la ley y califican como "muy grave e injusto" su publicación en el Boletín Oficial de la Asamblea el pasado lunes, además de decir que la normativa "a nadie obliga en conciencia". El grupo municipal del PSOE de Alcalá de Henares, así como la diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, condenaron las declaraciones de los obispos, que consideran un ataque al colectivo LGTB. El Observatorio Español contra la LGTBfobia ha enviado a la Fiscalía de Delitos de Odio la carta de los obispos

"Después de soportar la lectura hasta el final, te encuentras una carta que solo destila odio y un desprecio social infinito hacia el colectivo de las personas transexuales", ha declarado Antonelli. Según la diputada, es una grave injerencia por parte de la Iglesia pretender decir al gobierno de la Comunidad cómo debe proceder. Aunque los obispos afirman tener "todo el respeto hacia los que han promovido esta ley y sus posibles destinatarios", en la carta tachan la identidad de género de "concepto ideológico": "Difícilmente se podrá defender el derecho de personas que se consideran discriminadas cuando esa defensa se funda en una comprensión equivocada del ser humano". En otro punto, los prelados afirman que "la redefinición del matrimonio abrió la puerta a que cualquier combinación afectiva pueda terminar, con el tiempo, siendo reconocida como matrimonio".

"Más grave aún es que hagan una especie de llamamiento a la insumisión de la ley, lo cual en sí mismo es un hecho delictivo", afirma Antonelli. En la misiva, los obispos hablan de emergencia cívica de los católicos: "Mirar hacia otro lado o juzgar de manera indiferente el proyecto de ingeniería social que estamos sufriendo en el ámbito personal, familiar, social y político, sería pecar de omisión". El Observatorio Español contra la LGTBfobia ha enviado a la Fiscalía de Delitos de Odio la carta de los obispos de Getafe y de Alcalá de Henares. En un comunicado, afirman estar estudiando la posibilidad de interponer una querella contra los autores. "Estamos consternados, insultados y humillados con esta grave injerencia y acusación por parte de la jerarquía católica en la Comunidad de Madrid", ha señalado el presidente de este organismo, Francisco Ramírez. 

La socialista Antonelli defendió la actuación de la Fiscalía y tratar la carta como un delito de odio. "Habría que recordarles que aquí, en la Tierra, están sometidos al imperio de la ley del hombre, no del divino", subraya la diputada. La secretaria de Igualdad y Diversidad del PSOE-M, Angeles Álvarez, también se ha dirigido a los obispos este miércoles. La secretaria ha recordado que la ley tiene la intención de hacer con que "los y las transexuales gocen de los mismos derechos que tiene cualquier persona" y ha señalado que el texto es producto de la obsesión de un sector de la jerarquía católica. En un comunicado, el PSOE ha pedido que los prelados "dejen de radicalizarse y sean más cristianos". El prelado de Alcalá, Reig Pla es conocido por sus posturas extremas y los exabruptos contra la comunidad LGTBI.