Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Berta Noy deja Planeta para dirigir Ediciones B

La editora es experta en el ámbito de la ficción internacional

La editora Berta Noy.

La combinación de juventud con una, sin embargo, ya intensa trayectoria en el sector han llevado a los responsables de Ediciones B a fichar a Berta Noy, hasta ahora editora ejecutiva del Departamento de Ficción Internacional de Planeta, como nueva directora editorial del área de libros del Grupo Z. Noy, que se incorporará a su nuevo puesto a principios de abril, sustituirá así a Ernest Folch, que el pasado 15 de febrero abandonó ese cargo para dirigir el diario deportivo Sport, cabecera también del grupo multimedia que preside Antonio Asensio Mosbah.

La carrera de Noy (Barcelona, 1970) se ha desarrollado con celeridad, impulsada por el propio carácter vitalista de esta licenciada en Filosofía, que en 1995 entró en el mundo del libro al formar parte de la agencia literaria Sant Jordi Asociados, de Mónica Antunes, dedicada exclusivamente a la gestión de los derechos de la galaxia Paulo Coelho. Apenas un año después saltaba al Grupo Planeta, donde ha hecho toda su carrera como editora hasta la fecha, primero en el área de Infantil y, desde 1997, en la de Ficción Internacional. De ésta tomó las riendas con apenas 28 años, tras la jubilación de un histórico editor como Josep Maria Moya que, curiosamente, había trabajado en Ediciones B. Bajo la égida de Noy se consolidaron en el catálogo de Planeta autores como el propio Coelho, el fenómeno Dan Brown o firmas que combinan cifras de ventas y cierto regusto literario, como la de Amy Tan.

Fruto de esa labor, en 2011 asumió la dirección del área de ficción de Espasa para reequilibrar un sello en el que la huella del ensayo era predominante en el imaginario de la marca. Amén de fomentar el crecimiento de narradores en lengua castellana del catálogo, Noy fue la primera en reaccionar en el mercado español al fenómeno 50 sombras de Grey, contratacando con el díptico de Sylvia Day No te escondo nada y Reflejada en ti.

La creación, hace poco más de dos años, de un departamento de ficción internacional de ámbito transversal para todos los sellos literarios de Planeta conllevó, por su experiencia previa, el regreso de Noy a ese ámbito como editora ejecutiva. Ese know-how de 20 años, que la ha llevado a conocer muchos autores de ámbito internacional y a viajar a menudo a América, son algunos de los motivos por los que los responsables de Ediciones B, grupo que tiene una notable presencia en América Latina, se fijaron en Noy, del mismo modo que habían hecho con el editor de Debate Miguel Aguilar, fichaje que al final no fructificó. En el área de libros del Grupo Z esperan que Noy mantenga la línea de estabilidad financiera que Folch logró alcanzar en sus casi cinco años de gestión y culmine la reordenación y potenciación de sellos y líneas de un catálogo a veces un poco disperso y con filones por potenciar pero donde, en cambio, Ediciones B tiene ya bazas notables, como el cómic y los best-sellers.

El de Noy, que tiene también una faceta como poeta (ha ganado, entre otros, los premios Memorial Josep Janés y Rosa Leveroni) y novelista (premio Pin i Soler en 2012 por Llocs que no surten als mapes), no es el único movimiento reciente en el sector editorial. La semana pasada, Manel Martos abandonó RBA, adonde llegó en 2007 para dirigir Gredos. Desde la marcha o cambio de cometidos de sus colegas Anik Lapointe y Joaquím Palau en 2013, llevó las riendas de los distintos sellos literarios de RBA en castellano.