Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenido un conductor que circulaba a 297 por hora

La Guardia Civil cree que es el récord por infracción en toda España

Un conductor batió ayer el récord de velocidad detectado por un radar de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, al menos en la Comunidad de Madrid y posiblemente en toda España. Los agentes que estaban apostados en el arcén cazaron a este infractor cuando circulaba a 297 kilómetros por hora en un tramo de la autovía de peaje R-4, que va desde la M-50 hasta Ocaña. Iba a los mandos de un deportivo Porsche Carrera que pertenece a la marca automovilística y que supuestamente estaba probando para adquirirlo.

Era media mañana y los agentes del destacamento de Tráfico de Valdemoro habían aparcado el vehículo radar camuflado en el sentido salida, a la altura del kilómetro 4 de la R-4, entre Pinto y Parla. El tiempo era soleado y la pista estaba seca. De repente, les rebasó un Porsche del que prácticamente no vieron ni el color. Cuando acudieron a la pantalla del ordenador del cinemómetro, comprobaron que había pasado a 297 kilómetros por hora, es decir, 2,5 veces el límite de velocidad, que es de 120 kilómetros por hora.

Los guardias avisaron a las patrullas que estaban más adelante y que se encargan de notificar las denuncias a los infractores. Sus compañeros colocaron a la altura de Valdemoro sus vehículos de forma estratégica para detener el tráfico y evitar que el Porsche se pudiera marchar por el arcén, la única vía de escape que quedaba abierta.

Los agentes detuvieron al conductor y le explicaron que el radar lo había detectado kilómetros antes, por lo que fue detenido, acusado de un delito contra la seguridad del tráfico recogido en el artículo 379 del Código Penal. El vehículo quedó inmovilizado a la espera de que algún representante de Porsche se hiciera cargo de él.

Fuentes de la Agrupación de Tráfico explicaron que el conductor habría necesitado cerca de 400 metros para detener el vehículo una vez que hubiera accionado el freno. Es decir, unos cuatro campos de fútbol seguidos. Y eso gracias a que el asfalto estaba seco y se trataba de una recta en buenas condiciones. A ese tiempo habría que añadir de reacción desde que el conductor percibe el peligro que le obliga a detenerse hasta que pisa el pedal. Eso supondría entre unos 80 o 90 metros más. En total, medio kilómetro.

El conductor, del que ayer no fueron facilitadas la identidad ni la edad, fue trasladado al destacamento de Tráfico de Valdemoro, donde ayer por la tarde estaba a la espera de prestar declaración y pasar a disposición judicial.

Con antecedentes

Según las primeras investigaciones, se trata de un varón que tiene antecedentes policiales por diversos motivos, entre ellos tráfico de drogas. De ahí que, en contra de lo que suele hacer la Guardia Civil, se le pase a disposición del Juzgado de Guardia de Valdemoro para que sea el juez quien determine si procede su ingreso en prisión o, por el contrario, lo deja en libertad con cargos. En otros casos, se le da cita para un juicio rápido en los siguientes días, por lo que queda imputado (actual investigado) y en libertad.

Las primeras investigaciones apuntan a que el hombre, que sufre una minusvalía en una pierna, estaba probando el vehículo para adquirirlo posteriormente.