Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tricentenario del rey ilustrado

Madrid honra a Carlos III en el 300 aniversario del nacimiento del monarca con un amplio programa cultural

Retrato de Carlos III realizado por el pintor alemán Anton Rafael Mengs, que se convirtió en su imagen oficial en la época.
Retrato de Carlos III realizado por el pintor alemán Anton Rafael Mengs, que se convirtió en su imagen oficial en la época.

El palacio de Linares, sede de la Casa de América, ha sido escenario este jueves de la presentación del programa oficial de actos culturales para conmemorar el tricentenario del nacimiento del monarca Carlos III (Madrid, 1716-1788), considerado como el mejor edil de la historia de la ciudad y uno de los mejores gestores políticos de la Edad Moderna. Ayuntamiento, Gobierno regional, Patrimonio Nacional, Museo Arqueológico Nacional, Acción Cultural Española y las Reales Academias de Bellas Artes y de la Historia, así como la entidad anfitriona, se aprestan a desplegar hasta la primavera del año que viene un centenar de actividades. Incluye exposiciones, conferencias, ediciones de libros, concursos, conciertos, cine, teatro infantil, talleres y un simposio específico. Desde todas ellas, abordarán la figura y la obra del monarca ilustrado, el tercer dinasta de la Casa de Borbón, que reinó en España entre 1759 y 1788, tras haber regido veinte años antes el reino de las Dos Sicilias.

De personalidad polifacética, dotado de una fina sensibilidad versada hacia la Arqueología, el Urbanismo y la Arquitectura, además de las Artes y las Ciencias, cada una de las dimensiones de su quehacer como gobernante, gestor y mentor cultural será tratada en el programa de actos por los mejores especialistas en el estudio de su reinado, desde la historiadora Carmen Iglesias al conservador José Luis Sancho, el arquitecto Javier Ortega o el académico José María Luzón. Según los titulares de las instituciones que promueven los actos conmemorativos, durante el mandato carolino la ciudad de Madrid –que pese a su capitalidad imperial era heredera de un pasado urbano lamentable-, quedó transformada en una de las capitales más limpias, arboladas y mejor iluminadas de Europa, con dotaciones de servicios e instituciones botánicas, sanitarias y culturales insólitas hasta el comienzo de su reinado.

La sensibilidad arqueológica del monarca impulsor de las excavaciones de Pompeya, Herculano y Estabia en las faldas de Vesubio, será evocada en una exposición de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, que tendrá dos sedes más en Nápoles y en Ciudad de México: los asistentes podrán seguir las otras dos mediante un circuito de televisión. La Academia de la Historia editará los cuatro “Elogios fúnebres” pronunciados los próceres Gaspar Melchor de Jovellanos, José de Cabarrús, Nicolás de Azara y Juan Antonio Salcedo, integrantes de sus equipos de gestión política, financiera, artística y cultural, que le granjearon prolongada nombradía. Patrimonio Nacional exhibirá en el Palacio Real de Madrid “Carlos III. Majestad y ornato en los escenarios del rey ilustrado”; la Comunidad de Madrid mostrará la exposición “Una Corte para el Rey: Arquitectura y Urbanismo en tiempos de Carlos III”, donde aflorarán las obras de los arquitectos Juan de Villanueva, autor del Gabinete de Ciencias luego Museo del Prado, y de Ventura Rodríguez, creador de las fontanas de Cibeles, Neptuno y Apolo, en el Paseo del Prado. El Ayuntamiento trazará itinerarios por doce Bibliotecas públicas municipales, entre otras propuestas y el Acción Cultural Española y el Museo Arqueológico Nacional, en la sede madrileña de este, relatarán la proyección exterior y científica de su reinado ilustrado.