La escuela segregada fractura a Junts pel Sí

ERC y los independientes de la coalición quieren que no se renueven los conciertos

Junts pel Sí (JxS) llegó al Parlament ayer con la zozobra que se está volviendo habitual en cada pleno: cómo digerir las votaciones que reflejan sus diferencias y seguir sosteniendo su discurso de unidad. El disenso estaba garantizado esta vez por una proposición de modificación de ley de Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP), que pretendía cambiar la Ley de Educación de Cataluña (LEC) para blindar el carácter mixto de la escuela. La propuesta también amenazaba con la pérdida del concierto educativo si las escuelas que segregan no se reconvertían en seis meses. Todas reciben al año 30 millones de euros. En la votación, JxS no se quebró, pero 25 de sus diputados (ERC y los independientes) presentaron después una resolución en el que instan al Govern a que no renueve esos conciertos.

Anna Simó, que defendió la enmienda a la totalidad, acusó a CSQP de presentar el cambio legal “no por la educación diferenciada sino para buscar la votación diferencia”. Simó aseguró que el marco jurídico con el que la confluencia de izquierdas sustenta el cambio era anterior a la puesta en marcha de la Ley Wert, que dio cobijo a la escuela diferenciada. “No es la LEC la que hay que cambiar”, dijo Simó, tras recordar que era un compromiso de JxS no modificar la LEC este mandato. La propuesta de CSQP no prosperó por los votos de PP y Junts pel Sí. Ciudadanos se abstuvo.

La diputada Jessica Albiach (CSQP) criticó a Simó por esgrimir a “tecnicismos” y afeó a los diputados de ERC y a los independientes que votaran junto a “la derecha” de Convergència y el PP. Los populares, de hecho, fueron los únicos que defendieron el modelo de separación con vehemencia y resaltaron los logros académicos de sus estudiantes, por ejemplo, su bajo abandono escolar. Albiach replicó que “el éxito de estas escuelas se deben a los recursos que tienen, no al modelo de separación”.

La oposición quiso ahondar en las diferencias entre los miembros de JxS y durante el debate tiraron de hemeroteca para mostrar la vehemencia con la que Simó o el consejero Raül Romeva se habían opuesto al concierto a estas escuelas. La socialista Esther Niubó ironizó que JxS se escudaba en la legislación española para no aprobar el cambio.

Fue la propia Simó la que anunció la nueva proposición que se tendrá que votar en el próximo pleno y que, además de pedir la derogación de la LOMCE, insiste en que no se renueven los conciertos a las 16 escuelas que segregan una vez venza la actual prórroga, en 2017. Los firmantes entienden que la ley actual ya deja claro que la escuela mixta está protegida por ley en Cataluña y es una condición para otorgar los conciertos. Será pues otra votación en la que los focos volverán a estar en la unidad de JxS.

Más información