El plan de Garantía Juvenil da empleo a 6.200 jóvenes

Cerca de 20.000 catalanes menores de 30 se ha beneficiado de alguna actividad formativa

El plan de Garantía Juvenil impulsado por la Unión Europea (UE) para reducir el paro entre los menores de 30 años ha conseguido empleo a 6.212 jóvenes en Cataluña durante su primer año y medio de funcionamiento y ha dado orientación y formación a otros 19.456. El programa fue puesto en marcha por el Servicio de Empleo de Cataluña (SOC) a finales de 2014 y cuenta con un presupuesto de 241 millones de euros para funcionar hasta 2010. La partida proviene de fondos europeos y de la Generalitat.

El plan busca paliar un problema que afecta a 172.900 catalanes de entre 16 y 29 años, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). La tasa de paro del colectivo supera en más de 10 puntos a la general: 28,3% frente al 17,7%. Desde que se abrieran las inscripciones a la Garantía Juvenil, solo 24.724 personas han cumplido los requisitos: no tener trabajo ni estar formándose. Según la consejera de Trabajo, Dolors Bassa, el principal obstáculo para extender el programa es el proceso de inscripción diseñado por el Gobierno central, que impone "limitaciones que solo consiguen excluir a los más vulnerables". Aun así, su Departamento prevé que 33.000 jóvenes se beneficiarán de la Garantía Juvenil antes de que acabe el año.

Bassa ha presentado el balance del plan este martes en una jornada que ha reunido a las 60 entidades que gestionan los programas de la Garantía Juvenil en Barcelona. Estos, además de la intermediación laboral, incluyen actuaciones de orientación y formación.

El 44% de los beneficiarios tienen entre 20 y 24 años; el 35% eran menores de 19 y el 21% superaban los 25 años. En cuanto a formación, el 43% no había finalizado la ESO, el 32% solo contaba con esta titulación, el 13% había terminado el bachillerato o un grado medio. Solo el 9% tenía estudios universitarios y el 4% había seguido un grado superior de formación profesional.