Selecciona Edición
Iniciar sesión
salud pública

Un juez rechaza abonar el precio del Sovaldi a un enfermo que lo compró

Entiende que pese a tener una cirrosis de grado máximo su vida no estaba en riesgo en ese preciso momento

Un juez de Bilbao ha denegado a un paciente de hepatitis C, diagnosticado con una cirrosis de grado máximo y al que su médico le prescribió el Sovaldi, el reintegro del precio del medicamento que compró por su cuenta. Este paciente lo adquirió como un medicamento extranjero después de hipotecarse para hacer frente al elevado gasto, porque entonces, a finales de 2014, la sanidad española y la vasca solo lo suministraban como medicamento de uso compasivo, es decir, en personas con cáncer o que esperaban un trasplante.

El magistrado entiende que pese a que el paciente tenía una cirrosis de grado máximo y que su hígado podía descompensarse en cualquier momento, no "había riesgo vital" para su vida en el momento en el que decidió comprarlo por su cuenta. Curiosamente la médica que le trataba describió en la vista oral que el tratamiento que entonces ofrecía la sanidad vasca y que le empezó a suministrar, no le hizo ningún efecto en los tres primeros meses, por lo que no tenía ningún sentido seguir con la misma medicación.

El juez considera que no ha lugar a reintegrar el precio del Sovaldi, el medicamento que entonces tenía más éxito con ese tipo de pacientes de hepatitis C, porque el hecho de que la sanidad pública no se lo suministrara no supone una desatención de obligaciones. En un argumento controvertido sostiene que "no estaba en riesgo su vida". Es decir, tampoco estaba justificado el suministro del medicamento como uso compasivo porque no se daba la premisa fundamental para suministrárselo por esa vía, que tuviera cáncer o estuviera pendiente de un trasplante. La familia del paciente gastó más de 50.000 euros en la compra del medicamento. Estudia recurrir la sentencia.