Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El calendario vacunal incluirá dosis contra la varicela y el pneumococo

Las nuevas inmunizaciones comenzarán a suministrarse este verano a los nacidos a partir de enero de 2016

Un bebé recibe una vacuna

El calendario vacunal catalán amplía su cartera de inmunizaciones. Desde este verano, el Departamento de Salud administrará de forma sistemática a los nacidos a partir de enero de 2016, dos nuevas vacunas, contra la varicela y el pneumococo. Salud sigue así las pautas acordadas el pasado verano por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) después de la alerta generada por la muerte por difteria de un niño no vacunado en Olot (Girona) en junio. Además de estas nuevas inyecciones que se darán en la primera infancia, Salud ha aprovechado para reajustar dosis y fechas de las otras vacunas recogidas en el calendario vacunal.

Reajustes de dosis y fechas

Vacuna hexavalente (contra el bacilo Haemophilus influenzae, la difteria, tétanos, tos ferina, la polio y hepatitis B).  Se mantiene la inmunización a los dos y cuatro meses de edad pero, la tercera dosis se administrará a los 11 meses en lugar de a los seis, como estaba estipulado hasta ahora. 

Vacuna DTPa  – VPI (contra la difteria, el tétanos y la tos ferina por un lado y otra injectable contra la poliomielitis). Se administrará a los 6 años cuando esté disponible a escala estatal.

La triple vírica (contra el sarampión, la rubeola y las paperas). La primera dosis, a los 12 meses, se mantiene pero la segunda se administrará a los tres años.

Vacuna contra el meningococo C conjugada.  Se fijan las dosis a los cuatro y 12 meses (antes era a los dos, seis y 15 meses). Se mantiene la de los 12 años. 

Vacuna contra la hepatitis A. La dosis se retrasa unos meses y pasa a administrarse a los 15 meses, en lugar de a los 12.

Vacuna pentavalent. Esta dosis desaparece del calendario porque, según los expertos, "se ha observado que con tres dosis de la hexavalente ya no era necesaria".

La inmunización contra la varicela, que hasta ahora se limitaba su suministro a niños de 11 años que no habían pasado la enfermedad, se administrará en dos dosis más tempranas (a los 15 meses, a los tres años). Tras la controversia generada en los últimos años por dar la vacuna en la primera infancia —médicos de salud pública, contrarios a esta idea, chocaban con los pediatras, favorables a inmunizar de la dolencia cuanto antes—, Salud ha optado por incluirla en su calendario vacunal y cumplir con una demanda histórica de los pediatras. El Ministerio de Sanidad incluso llegó a retirar de las farmacias la vacuna para evitar que los padres la compraran por su cuenta, una medida que obligó a las familias a viajar a Andorra, Portugal o Francia para adquirirla. 

Salud también ha decidido incluir la vacuna contra el pneumococo, una bacteria que afecta principalmente a niños menores de dos años y provoca pneumonía y, en algunos casos, meningitis. El calendario recoge la vacunación contra este bacilo en tres dosis (a los dos, cuatro y 11 meses). Además, contempla que se suministre también a personas mayores de 65 años una vacuna que protege contra 23 serotipos de pneumococo. En Cataluña, se produjeron 12,5 casos por cada 100.000 personas de enfermedad neumocócica invasiva en 2013 —el 62,6 por ciento de los serotipos causantes de la enfermedad están incluidos en la vacuna neumocócica conjugada—, y en 2014 se produjeron 591,1 casos de varicela por cada 100.000 habitantes.

Éxito de la vacunación sistemática

El Departamento de Salud ha reivindicado el éxito de la vacunación sistemática que se puso en marcha en 1980. En 30 años, los casos de enfermedades vacunables se han reducido un 96%Cataluña ha pasado de registrar 36.740 casos durante el año 1984 (cuatro años después de la introducción del calendario) a 1.506 en 2014.

Según los datos del Departamento de Salud, hace 30 años se registraron 5.745 casos de tos ferina, 2.229 de sarampión, 20.576 de parotiditis y 8.168 de rubeola. En 2014, los pacientes diagnosticados de alguna de las enfermedades vacunables se redujeron a 1.106 de tos ferina, 140 de sarampión, uno de tétanos, 258 de paratoditis y uno de rubeola.