Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Comunidad no fiscaliza desde 2012 a la empresa de Las Ventas

Taurodelta, la empresa que gestiona la plaza de toros, no presenta desde 2012 sus cuentas

Aguirre asiste a una demostración en la escuela de tauromaquia Marcia Lalanda.

Taurodelta, la empresa que gestiona la plaza de toros de Las Ventas, no presenta desde 2012 sus cuentas ante el Registro Mercantil. Pese a ello, la Comunidad de Madrid, propietaria del coso, prorrogó en 2015 el contrato un año más. La Ley de Contratos del Sector Público impide el acuerdo de la Administración con una empresa sin la documentación en regla. El portavoz regional, Ángel Garrido, evitó el jueves explicar este extremo. Taurodelta no respondió a EL PAÍS.

En febrero, la plataforma La tortura no es cultura presentó una denuncia ante el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas. En ella aporta un informe económico financiero de ese mes y una nota del Registro Mercantil para demostrar que, según la asociación, Taurodelta está incumpliendo la Ley de Sociedades de Capital. La norma obliga a presentar las cuentas anualmente, y sólo permite una demora de tres meses. Además, prohíbe que la Administración contrate con una entidad que no tenga al día las cuentas. Taurodelta tiene, por tanto, un retraso de tres años. Y la asociación estima que eso podría conllevar una multa de hasta 300.000 euros, dependiendo del volumen del negocio.

El Ministerio de Economía ha incoado un expediente sancionador a Taurodelta por no registrar sus cuentas de 2013, según eldiario.es. Economía dice que “no comenta expedientes”.

Además, en 2015 una inspectora propuso por escrito al Ministerio de Empleo una sanción a Taurodelta por infracción del Estatuto de los Trabajadores por “no dar al Comité de Empresa la documentación económica requerida (balance, cuenta de resultados y memoria)”.

La Comunidad está a punto de convocar un nuevo concurso para la gestión de la plaza. Ángel Garrido (Partido Popular) se comprometió el jueves a subrogar a los trabajadores.

Más que trajes de luces, sombras

“En su gestión de Las Ventas, más que trajes de luces, vemos muchas sombras. Por ello hemos solicitado a la Cámara de Cuentas la fiscalización del Centro de Asuntos Taurinos”, espeto a Garrido la diputada regional de Podemos María Espinosa.

El portavoz sorteó como pudo la respuesta e hizo una defensa a ultranza de Taurodelta: “Está cumpliendo rigurosamente con todas las condiciones recogidas en los pliegos. Cofinancia los festejos taurinos, gestiona la actividad de las distintas escuelas y a ello se unen los 64 festejos de esta temporada”. Ni una palabra de sus cuentas.

De 2008 a 2011, el canon pagado a la Comunidad por gestionar la plaza era de 5.175.000 euros; al hacerse cargo Taurodelta se bajó a 2.325.000 pese a subirse el precio de las entradas.

“¿Le parece mal que nada menos que un millón de euros de ese canon vaya a las arcas de Hacienda y sirva para mejorar servicios públicos esenciales como la Sanidad o la Educación?”, se preguntó Garrido.

A Podemos le preocupa qué ocurre con los otros 1,3 millones que Taurodelta invierte en actividades culturales sin la fiscalización de la Comunidad. La ley tributaria, afirma el diputado regional Eduardo Gutiérrez, deja claro que el Gobierno regional tiene que recibir el canon y luego puede entregar parte a Taurodelta. “Pero no se hace así”, dice.