Madrid, capital de los atropellos. Tres cada día

En 2015 se produjeron 12 accidentes mortales y en lo que va de año la capital ya suma cinco fallecidos

Un ciclista circula frente al monumento a Colón en el Paseo de Recoletos de Madrid.

Una mujer de 24 años cruza la ciudad la madrugada del sábado al domingo en un todoterreno Mercedes. En la calle de Alberto Alcocer atropella a un hombre de 32 años que acabada de coger una bicicleta del sistema público BiciMAD. La conductora huye. El hombre, gravemente herido es trasladado al hospital Doce de Octubre y acaba muriendo.

De media, en España son atropelladas diariamente en las ciudades 27 personas. De estos, uno fallece y seis acaban con heridas graves, según un estudio sobre accidentes en zonas urbanas elaborado por RACE y Goodyear y publicado en 2015. En Madrid, el año pasado ocurrieron 12 atropellos mortales. Sin embargo, en los tres primeros meses de 2016, la cifra ya es de cinco fallecidos. "El exceso de velocidad es clave en estas cifras y en la morbilidad", apuntan desde el Área de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid.

Lugar del atropello a un hombre de 76 años y una mujer de 70. EFE/Ayuntamiento Madrid

Ese domingo fue fatídico para la seguridad vial de la capital. Mientras el ciclista permanecía ingresado, dos ancianos que cruzaban la calle de Arturo Soria fueron arrollados por un coche. En está ocasión, el conductor paró y se bajó, pero acabó huyendo a la carrera.

En las ciudades españolas se producen unos 10.000 atropellos cada año —en carreteras suceden 1.000—, que provocan 224 muertes. Y el riesgo de perecer en un accidente con un vehículo aumenta exponencialmente con la velocidad: si el coche circula a 30 kilómetros por hora, el riesgo de muerte es de un 10%. A partir de 80 kilómetros por hora es prácticamente imposible sobrevivir, según la Organización Mundial de la Salud. La pareja, de 76 y 72 años, fue ingresada, ambos en estado grave.

El conductor tiene la culpa dos de cada tres veces

La muerte del ciclista y el estado grave de la pareja de abuelos generó tristeza e inquietud sobre la seguridad vial en las calles de Madrid y de las ciudades en general. Ese sentimiento se canalizó en una concentración que, al día siguiente de la muerte, convocó a más de un centenar de personas en el lugar del accidente. "Nuestras calles no pueden ser peligrosas autopistas", denunciaban algunos de los presentes. La velocidad está implicada en cuatro de cada diez atropellos mortales y en tres de cada diez en los que hay heridos de gravedad, según el estudio La contribución de la velocidad a la prevención de accidentes en España de Fundación Mapfre. Además, en dos de cada tres atropellos, el responsable es el conductor. El sentimiento de culpa y los nervios provocan que muchos de ellos huyan del lugar del accidente aunque en la mayoría de los casos acaban localizados. A la chica del todoterreno la encontraron gracias a varias cámaras y un testigo, "ha sido una investigación laboriosa", describió el responsable de la Policía; al hombre que atropelló a los ancianos por la documentación del coche que dejó junto al accidente.

Por la hora del accidente con el todoterreno, la madrugada del sábado al domingo, durante la investigación se barajó que, además de la velocidad, el alcohol tuviera relación con el accidente. La conductora había realizado una maniobra rara minutos antes de arrollar al hombre con la bici. "Los últimos atropellos mortales se han dado en circunstancias parecidas", exponen desde la Policía Municipal. "Las víctimas eran personas jóvenes, el accidente se produjo en un entorno de ocio y algunos de los conductores implicados habían consumido alcohol". Por ello, el Ayuntamiento de la capital ha intensificado los controles los dos últimos fines de semana. La medida se aplicará también este. Mientras la cifra de atropellos en Madrid permanece más o menos estable, en 2015 se vivió un repunte y alcanzó a 1.525 personas; las víctimas mortales presentan una tendencia descendente: 32 en 2013; 24 en 2014; y 12 en 2015. A pesar de ello, ciclistas y peatones reclaman más concienciación.

"Se debe reducir el espacio de los coches en el centro y limitar y controlar su velocidad por la seguridad de los ciclistas y de los peatones", reclamaba el activista Carlos Blanco en la concentración que homenajeaba al ciclista atropellado el pasado miércoles. También mencionó a la pareja de ancianos arrollada. "Ciclistas y peatones somos muy vulnerables ante los coches", decía Blanco encaramado en la base de BiciMAD donde el ciclista fue atropellado y abandonado. "Esperemos que sea el último", concluía. "Pido un minuto de silencio".