Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Supremo anula otro megaproyecto urbanístico en Castellón

El PAI Mestrets preveía 6.300 viviendas y un Centro de Convenciones de Calatrava

Zona del Mestrets de Castellón donde estaba previsto el proyecto.

El Tribunal Supremo ha anulado un nuevo Plan de Actuación Integrada (PAI) en la provincia de Castellón, tras ratificar esta semana una sentencia del TSJCV que declaraba nulo el PAI Mestrets de la ciudad de Castellón y cerrar de esta manera la vía judicial. Se trata del enésimo proyecto urbanístico desarrollado en la época de la burbuja inmobiliaria y que los juzgados consideran ilegal.

En este caso, se había planificado sobre un terreno de aproximadamente 900.000 metros cuadrados la construcción de 6.300 viviendas, un Centro de Convenciones y la sede de la Valencia International University (VIU). La zona, anexa a la ciudad, reúne construcciones de casas bajas (massets), cultivos abandonados y pequeños campos de huerta. La estrella del proyecto era el citado Centro de Convenciones, que se encargó al arquitecto Santiago Calatrava y cuya maqueta y anteproyecto costó 2,7 millones de euros.

La iniciativa surgió en 2003 del equipo de gobierno del entonces alcalde José Luis Gimeno y del que era concejal de urbanismo, Alberto Fabra, quien terminaría siendo alcalde de la ciudad y presidente de la Generalitat Valenciana.

La sentencia del Supremo da la razón a la Asociación Mestrets, que durante trece años han batallado en los tribunales contra el Ayuntamiento. Una de sus portavoces, María Luisa Pérez ha declarado que la sentencia es una “satisfacción moral” para los vecinos y ha afirmado que “me obligaban a dejar mi vivienda para reubicarme en otra zona de la ciudad, compensándome con una cantidad económica irrisoria”.

De hecho, Enric Nomdedéu, vicealcalde actual de Castellón ha pedido disculpas en nombre del Ayuntamiento a estos vecinos y ha emplazado a los gobiernos anteriores a pedir perdón por un proyecto que “era ilegal y que pretendía favorecer a unos pocos en contra del interés general y en perjuicio de muchos”.

En reacción a esta sentencia, el concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Castellón, Rafa Simó , ha anunciado esta mañana que el equipo de gobierno actual tiene previsto dejar la zona no construida de Mestrets como suelo no urbanizable y proyectar en ella dotaciones de servicios públicos en una futura ordenación urbanística. De hecho, la justicia también ha anulado el Plan General de Ordenación Urbanística de la ciudad. Los socios de gobierno en Castellón, PSPV, Compromís y Castelló en Moviment –marca local de Podemos- tienen previsto redactar un nuevo plan en esta legislatura.

En cuanto a la sentencia, esta desestima un recurso presentado por la Generalitat Valenciana contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que declaraba nulo el PAI Mestrets por no contar con el informe favorable de la Confederación Hidrológica del Júcar y por estar supeditado a la modificación del PGOU del año 2000, que la justicia consideró nulo en 2003. Además, ratifica que tanto el Ayuntamiento como la Generalitat infringieron “el principio de equidistribución de beneficios y cargas”, una de las reivindicaciones vecinales más importantes.