Selecciona Edición
Iniciar sesión

Absuelven a Alfon de la pena de un año de cárcel por agredir a dos policías

La Audiencia Provincial de Madrid revoca la decisión de un juzgado de lo Penal

Alfonso Fernández (en el centro, con el rostro descubierto).

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a Alfonso Fernández Ortega, conocido como Alfon, de su condena a un año de prisión por resistencia a la autoridad y lesiones a dos policías nacionales durante su detención el 19 de junio de 2012 en un incidente de seguridad vial.

En la sentencia, la Sección Primera de la Audiencia de Madrid admite el recurso de apelación de la defensa de Alfon contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid, que lo absolvió del delito de atentado por el enfrentamiento con los agentes, pero lo condenó por los referidos delitos de resistencia a la autoridad y lesiones. Ahora, la Sala absuelve a Alfon del resto de delitos al entender que no queda acreditado que el joven agrediera a los agentes. También absuelve a Marta M.J. y reduce la condena a Amparo O.H. a un año y dos meses de prisión, y al tío de Alfon, José Manuel M.J. a ocho meses de cárcel.

Alfo cumple en  la actualidad una condena de cuatro años de prisión por tenencia de explosivos, tras ser detenido durante la jornada de huelga del 14 de noviembre de 2012 portando una mochila con un artefacto casero que podía causar daños. La defensa de la figura de Alfon se ha convertido en terreno de enfrentamiento político

En el caso por el que se acaba de pronunciar la Audiancia de Madrid, los hechos tuvieron lugar el 19 de junio de 2012, alrededor de las seis de la mañana, en el barrio de Vallecas cuando una dotación de la Policía Municipal ordenó detener el vehículo en el que iba Alfon, junto a sus tres amigos y familiares, al rebasar en rojo un semáforo. Todos ellos se encontraban bajo los efectos de drogas y alcohol.

En su sentencia condenatoria, el Juzgado de lo Penal declaró probado que los condenados se bajaron del coche y agredieron a unos policías nacionales que habían acudido en auxilio de los agentes municipales. No obstante, los magistrados señalan ahora que no se ha acreditado que Alfon se bajara del vehículo al principio y gritara a los agentes que ellos no eran delincuentes y que los dejasen en paz. Tampoco que agrediera físicamente y de manera directa con golpes y arañazos a los agentes.

Lo único que queda acreditado, añaden, es que Alfon amenazó a los policías al grito de: "Te voy a esperar cuando salgas de Comisaría, te voy a seguir a tu casa, que no sabes con quién estás hablando, te voy a matar" y que dio empujones a los agentes.

Esta acción, explican los magistrados, no puede ser interpretada como un delito de resistencia sino una falta de desobediencia, que ha quedado despenalizada tras la reforma del Código Penal.

Más información