Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La síndica dice que las becas comedor en Barcelona son insuficientes

En la capital catalana hay un 14,2 % de niños entre 3 y 16 años con una carencia material severa

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, considera que las becas comedor aún son insuficientes en Barcelona porque hay un 14,2 % de niños entre 3 y 16 años, presumiblemente 26.571, con carencia material severa, mientras que las ayudas extraordinarias serán este curso 12.077.

La defensora ha supervisado una queja de la FAPAC y algunas AMPA en el marco de la campaña "SOS becas comedor" y ha concluido que el Ayuntamiento de Barcelona "debe prever una partida abierta de presupuesto a efectos de poder incorporar al sistema de becas aquellos casos en los que se pueda generar la necesidad". Vilà también recomienda que el alumnado de secundaria siga teniendo acceso a las ayudas individuales de comedor sin la necesidad de tener que desplazarse a otros centros educativos. Según la síndica, un 20 % de las solicitudes de becas comedor se deniegan por no cumplir los requisitos de las convocatorias.

"A pesar del esfuerzo del Ayuntamiento de Barcelona para incrementar las ayudas individuales de comedor escolar, la cobertura de necesidades ha sido tardía y aún es insuficiente", ha afirmado Vilà, que ha recomendado al Comisionado de Educación y Universidades que considere "la ampliación de las becas extraordinarias de comedor, las que cubran la totalidad de comidas, como una prioridad para dar respuesta a todas las situaciones de necesidad".

Vilà plantea estudiar "medidas correctoras adecuadas" para minimizar el impacto de la tramitación de las ayudas individuales de comedor en los centros escolares, especialmente en los centros educativos de los barrios con unos índices de necesidad mayores.

Algunas de las zonas con más familias en situación de vulnerabilidad son Nou Barris, la zona del Besòs y algunos barrios de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Horta-Guinardó.

En su informe, la Síndica reconoce el "importante" esfuerzo del Ayuntamiento, desde el pasado mandato y el inicio del actual, para incrementar las cantidades destinadas a las ayudas de becas comedor, con unos aumentos de un 12,42 % el curso 2013-2014; de un 18,07 % el curso 2014-15 y de un 30,08 % el curso actual, pese a lo cual la defensora cree que "es insuficiente".

El pasado diciembre, el Ayuntamiento hizo públicos los primeros datos sobre las ayudas individuales de comedor para el curso 2015-2016 y había concedido 22.464 ayudas, de las que 12.077 son extraordinarias, las que cubren todas las comidas.

"La distancia que recorrer entre los presumibles 26.571 niños en situación de carencia severa y los 12.077 niños que han recibido la ayuda extraordinaria es todavía muy significativa y plantea dudas importantes sobre el alcance de las ayudas ante la afectación que la crisis económica tiene entre los niños", según la síndica.

Vilà ha denunciado que los principales motivos de denegación de las solicitudes son porque no se cumple con el Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña, establecido en 7.967 euros anuales por persona, lo que puede dejar fuera a muchas familias con necesidades.

También se deniegan becas debido a la declaración de renta y en muchas familias este baremo puede haber quedado obsoleto porque las circunstancias laborales pueden variar mucho de un año a otro.

"Más allá de las cifras, hay que tener en cuenta que hay también un número importante de niños y adolescentes que, sin llegar a esta situación de carencia material severa, forman parte de hogares familiares en situación de carencia material de fragilidad en cuanto a las garantías de una alimentación adecuada y a los que deberían ir dirigidas las becas ordinarias", concluye Vilà.

Más información