Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Arranca al Parlament la comisión del proceso pendiente del Constitucional

El PP recuerda que va para recordar que no ha representada toda la sociedad catalana

Lluís Llach después de la reunión de la comisión del proceso. MASSIMILIANO MINOCRI

La comisión de estudio del proceso constituyente ha arrancado la tarde de este martes al Parlament todo y el recurso presentado por el Govern español, que pide su suspensión al considerar que desarrolla la declaración soberanista del 9 de noviembre que va anular el Tribunal Constitucional.

El diputado de Junts por el Sí Lluís Llach ha sido escogido formalmente presidente de la comisión después de la muerte de Muriel Casals, el pasado 14 de marzo. Una vez cumplido este trámite, Llach ha anunciado que la comisión se volverá a reunir el próximo día 15 y ha pedido a los grupos parlamentarios que presenten las peticiones de las personas y entidades que tienen que comparecer.

“Queremos conocer diferentes niveles de constituciones, de procesos participativos, de cómo se redactan, de modelos de referéndums. Queremos abrir las puertas a personas y entidades de la sociedad para enriquecer el debate”, ha dicho Llach.

Después se ha abierto un turno de palabra en que cada grupo ha fijado su posición. Así, el representante del PP Santi Rodríguez ha reiterado que su partido se opone a la comisión pero que asistirá a las reuniones para recordar al resto de partidos que no representan toda la sociedad y que este organismo va en contra de una parte de los catalanes.

Ciutadans y PSC no asisten a las reuniones porque consideran que no hay que abrir un proceso constituyente en Cataluña y entienden que el grupo de estudio ya tiene una posición predeterminada.

Por su parte, la portavoz de Junts por el Sí, Marta Rovira, ha rebatido Rodríguez y ha negado que la comisión trabaje sólo por una parte de los ciudadanos. “Esto es un proceso constituyente en que puede participar todo el mundo”, ha dicho, mientras que Joan Coscubiela (Cataluña sí que se Pot) ha argumentado que el modelo constitucional de 1978 “está agotado”.

“Tos sabemos qué nos puede unir y que nos puede separado”, ha insistido Coscubiela en referencia al referéndum sobre el futuro de Cataluña. Por este motivo ha insistido en la necesidad de andar juntos y estar preparado por si el Constitucional anula la comisión.

Mireia Boya (CUP) ha cargado contra el PP y ha preguntado a sus representantes si con su actitud se puede llegar “a algún lugar”. La diputada anticapitalista, como no podía ser de otro modo, ha pedido trasladar a la calle el debate de la comisión, “para hacer la comisión desde la calle, no como la de 1978, que se hizo los despachos”.