Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Intervención emitió ocho informes sobre el menoscabo en la formación

El exinterventor Adolfo García subraya ante la comisión de investigación del Parlamento andaluz el riesgo en los fondos para cursos

El ex interventor General de la Junta andaluza, Adolfo José García.

La Intervención General de la Junta de Andalucía ha emitido ocho informes especiales y de actuación que alertaban del riesgo de menoscabo de fondos públicos en los cursos de formación subvencionados por el Ejecutivo autónomo. El ex interventor García ha declarado esta tarde en la comisión del Parlamento andaluz sobre los cursos de formación para aclarar que él suscribió dos informes de actuación a raíz de los informes especiales formulados por sus subalternos en las diferentes provincias. Ante los 10 diputados de la comisión, el alto funcionario ha matizado que el “modelo diseñado quizás es mejorable”. Ese modelo supuso la concesión de más de 3.000 millones desde el Gobierno andaluz para sindicatos y empresarios que impartían cursos a alumnos y donde se sucedieron las irregularidades.

El ex interventor general ha subrayado la existencia de estos ocho informes de actuación, un código rojo que alertaba a la Consejería responsable de la concesión de cursos para que modificara el sistema de entrega de fondos, recomendaciones que la Consejería en general adoptó. La diputada del PP Teresa Ruiz Sillero eleva la cifra a nueve informes por riesgo de menoscabo e incumplimiento de las recomendaciones de la Intervención por parte de la Consejería. “No hay evidencias de menoscabo de fondos públicos”, ha opinado García. Sin embargo, la Junta reclama en firme a diferentes empresarios y sindicatos hasta 72 millones mediante expedientes de reintegro.

El ex interventor general hasta hace un mes y medio ha comparecido ante los 10 diputados de la comisión después de que informaran ocho subalternos suyos en diferentes provincias. García ha defendido las actuaciones de su departamento como “contundentes e inmediatas, fuera de o habitual”. El alto funcionario ha insistido en que desconoce el origen del “descontrol” en las ayudas y sus responsables, dado que sus informes se han centrado en las “causas”, y desde su punto de vista la actuación de la Junta ha sido “diligente”. “Creo honestamente que sí, que están haciendo procesos de recomendaciones importantes. Las recomendaciones son muy amplias”.

Para el ex alto cargo, “es impensable” que la normativa estuviera diseñada para el fraude y ha precisado que las normas aplicadas en Andalucía son “muy exigentes”. Sobre las causas que motivaron las irregularidades en los cursos, García describió con una metáfora que “cuando hay una mudanza se produce un pequeño incendio”. “Entonces esto parecía el coloso en llamas”, le replicó la diputada de IU Elena Cortés.