Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Puig pide indemnizaciones y buses para los usuarios de Cercanías

El presidente ve "intolerable" los retrasos para los viajeros de la línea Valencia-Castellón

Un tren de Cercanías entre Valencia y Castellón.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reclamado este lunes una solución para los viajeros que se están viendo afectados por los retrasos en la línea de Cercanías que une Valencia y Castellón, y ha reclamado a Renfe que "garantice el servicio". El jefe del Consell ha exigido a la empresa pública que ponga a disposición de los usuarios autobuses lanzaderas y ha planteado que debería indemnizar a quienes han sufrido las demoras.

"Miles de ciudadanos que cada día van de Valencia a Castellón y de Castellón a Valencia están absolutamente indignados porque no saben ni cuándo van a llegar ni en qué condiciones", una falta de seguridad que ha calificado de "intolerable".

La supresión de frecuencias, la incertidumbre sobre la hora de llegada de los trenes y el aumento del tiempo de trayecto, debido a las obras del corredor ferroviario mediterráneo, han forzado a numerosos usuarios a buscar otras formas para desplazarse entre las dos capitales valencianas, y las localidades intermedias con parada en la línea.

Puig, que este lunes ha recibido al presidente de Renfe en el Palau de la Generalitat, ha considerado que las obras del corredor mediterráneo se han "planificado muy mal". Y ha instado a Renfe a "devolver a los ciudadanos el dinero". "No es normal que no tengan una indemnización aquellos que confían en un servicio público y no llegan a tiempo", ha mantenido.

El jefe del Consell ha descartado solicitar al presidente de Renfe la transferencia de las competencias sobre el servicio de Cercanías. "No estamos en un momento político como para plantearlo", ha afirmado Puig en referencia a la condición de Gobierno en funciones del actual Ejecutivo. Pero ha manifestado que desde su punto de vista "es mejor gestionar las Cercanías desde la proximidad".

9.000 usuarios perdidos

La Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha anunciado que ha acordado con Renfe la creación de un grupo de trabajo para buscar solución a los usuarios de la línea, que ha pasado de tener 18.000 a solo 9.000 usuarios debido a la paralela pérdida de un 50% de las frecuencias de los trenes.

La empresa pública ferroviaria se ha comprometido ante la Generalitat a reforzar los autobuses lanzadera para compensar la disminución de las frecuencias. En principio serán 10 las líneas de autobuses que se establecerán, aunque el número exacto así como los horarios y las paradas no se concretarán, al menos, hasta la reunión que ambas partes tienen previsto mantener el lunes 14 de marzo.

La Generalitat ha reclamado a Renfe que implante ya una bonificación del 50% en el billete de los usuarios de esta línea. Y que "ante situaciones especialmente graves" el servicio sea gratuito aunque no se cumpla la condición de que el retraso sea superior a una hora sobre el horario previsto como sucede ahora para poder recuperar el importe del billete, ha señalado la consejera María José Salvador.

Horarios para fallas

Renfe también se ha comprometido a recuperar el horario habitual de la Línea 6 de Cercanías durante la celebración de las Fallas en Valencia. Una posibilidad, que incluye los tradicionales refuerzos nocturnos durante estas fechas, que también podría extenderse a Semana Santa.

El motivo, ha precisado el responsable de la empresa pública, Pablo Vázquez, es el parón que los trabajos del corredor ferroviario mediterráneo experimentarán durante estas fiestas. Si bien Vázquez ha señalado que los horarios especiales dependerán de que Adif decida suspender las labores también con motivo de la Semana Santa.