Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un muerto en una pelea entre bandas latinas en pleno centro de Madrid

En la reyerta participaron, según fuentes policiales, un centenar de jóvenes que algunos testigos identificaron como miembros de las bandas de Los Ñetas, Trinitarios y Latin Kings

La policía en el lugar donde se produjo el crimen.

Una pelea multitudinaria entre bandas latinas, en pleno centro de Madrid, en los aledaños de la Puerta del Sol, acabó en la noche del sábado con la muerte por una puñalada de un joven de unos 20 años, cuya identidad se desconocía ya que iba indocumentado. Otro chico, de unos 18 años, fue hospitalizado por heridas graves en el abdomen. En principio, no se teme por su vida salvo complicaciones, según fuentes del SAMUR.

El suceso se produjo alrededor de las once de la noche en la calle de Galdo, perpendicular a Preciados, dos vías que pasada la medianoche se encontraban cortadas en medio de un gran despliegue de agentes de la Policía Nacional y de la Policía Municipal para buscar a los autores.

En la reyerta participaron, según fuentes policiales, un centenar de jóvenes que algunos testigos identificaron como miembros de las bandas de Los Ñetas, Trinitarios y Latin Kings. Los enfrentamientos comenzaron sobre las once de la noche en las taquillas de la estación del tren de cercanías de Sol. Ya en la calle, la pelea se generalizó y se produjo el primer incidente grave, el apuñalamiento de un chico de 18 años en la confluencia entre Sol y la calle de la Montera. El joven recibió tres puñaladas en el abdomen, pero logró ser estabilizado por facultativos del Samur y trasladado al servicio de urgencias del hospital Ramón y Cajal, donde permanece en estado grave.

La escalada de violencia continuó poco después entre las calles de Galdo y Preciado. Y esta vez la víctima, un chico de unos 20 años que no portaba documentación, tuvo menos suerte. La puñalada le afectó al hemitórax izquierdo y muy probablemente le alcanzó al corazón, ya que falleció en plena calle y los servicios de emergencia no lograron reanimarle. Le hicieron la maniobras avanzadas e incluso una toracotomia (apertura de la caja torácica) para hacerle un masaje cardiaco. No tuvieron resultado ya que la puñalada, que entró por el tercer espacio intercostal, había seccionado el ventrículo derecho, según explicó el médico de guardia del SAMUR a EL PAÍS..

Las dos agresiones, en medio de la pelea multitudinaria, sembraron el caos en las calles aledañas a Sol. Algunos jóvenes se refugiaron en una hamburguesería para huir de los enfrentamientos, según varios testigos, informa Pablo Vande. Otros huyeron de la zona en medio de una persecución entre los integrantes de las distintas bandas. En el propio lugar de los hechos la policía interrogó a varios de los participantes en los incidentes, aunque, pasada la medianoche, no había detenidos. Los agentes también rastreaban papeleras y mobiliario urbano en busca de las armas empleadas.

Al lugar acudieron agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica y del Grupo V de Homicidios. La juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver pasada la medianoche. A la una de la madrugada, una funeraria lo trasladó al Instituto Anatómico Forense, donde hoy está previsto que se le practique la autopsia.

Más información