Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mas sugiere la marcha de Rajoy para facilitar el pacto

"Si España fuese Cataluña, el presidente del Gobierno pensaría en dar un paso al lado", dice el líder nacionalista

Artur Mas, en enero, cuando anunció su retirada.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha sugerido esta mañana en Barcelona la retirada de Mariano Rajoy para facilitar la formación de gobierno. "Si España fuese Cataluña, el presidente del Gobierno estaría pensando en dar un paso al lado. Ya me entendéis", ha explicado Mas, en referencia a cómo actuó él el pasado mes de enero para facilitar un pacto entre Junts pel Sí y la CUP y la elección de Carles Puigdemont.

"Y si España fuese Alemania ya se estaría hablando de una gran coalición", ha añadido Mas, en alusión a un posible pacto entre el PP y el PSOE con otras fuerzas, entre las que ha incluido a Podemos. El expresidente de la Generalitat considera que los resultados de las elecciones del 20 de diciembre "paralizan" el inicio de la legislatura, pero ha reclamado a las fuerzas políticas que cedan en sus planteamientos y pacten.

"En la política española hay posibilidades de acuerdo, si hay sentido de Estado y altura de miras", ha dicho Mas durante la clausura de la convención nacional de las juventudes de Convergència Democràtica. "Pero es necesario que la gente se mueva a fondo, que se cuestionen muchas cosas y con espíritu de renovación de ideas y modernidad", ha añadido.

Mas ha aprovechado para arremeter por igual contra todas las formaciones por su incapacidad para facilitar un gobierno. "Es sorprendente y decepcionante, porque el PP, que ha ganado las elecciones, no se atreve a someterse a la investidura y los que las han perdido [en alusión al PSOE] se atreven y pactan con los que se supone que no deberían ser los primeros para pactar", en referencia a Ciudadanos.

El presidente de CDC ha arremetido luego contra las formaciones lideradas por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. "En España hay una mayoría de izquierdas que no es operativa porque no se quieren ni hablar, cosa que es muy progresista", ha proclamado con sorna. Y después ha añadido: "el principal escollo entre PSOE y Podemos, dos formaciones que se llaman progresistas y de izquierda, se llama Cataluña y referéndum, se llama derecho a decidir, ejercicio democrático".

El expresidente de la Generalitat tampoco ha desaprovechado su intervención para insistir en su mensaje secesionista. "El Estado español ha demostrado que no es nuestro Estado, y no lo es, sobre todo, por la manera de actuar que tiene", ha dicho Mas en referencia a la imposibilidad de celebrar un referéndum y su imputación por haber sacado las urnas el 9 de noviembre de 2014.

Por ese motivo, ha reclamado la necesidad de redactar una constitución catalana que canalice las aspiraciones soberanistas y ha llamado a sumar a cuanta más gente mejor al proceso independentista para superar el 48% de los votos que Junts pel Sí y la CUP lograron el 27 de septiembre.