Campuzano sopesa entrar en la carrera para liderar Convergència

El diputado en el Congreso, próximo a Josep Rull, critica al consejero Santi Vila

Carles Campuzano (izquierda), al lado de Francesc Homs

Convergència Democràtica está inmersa en pleno proceso de refundación que debe culminar en un congreso —previsto para el primer fin de semana de junio, si no hay unas nuevas elecciones— en el que también se elegirá un nuevo líder. Ayer Carles Campuzano saltó a la palestra como posible candidato a secretario general de la formación. El diputado en el Congreso, que desde hace años representa la voz más socialdemócrata del partido, sopesa plantear batalla a los otros dos candidatos en liza, el exconsejero Germà Gordó y el presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Jordi Turull.

Campuzano sería el hombre del partido del que fuera coordinador general, Josep Rull, que al ser nombrado consejero de Territorio desistió de tomar las riendas de la formación. El diputado en el Congreso evitó confirmar a TV3 que aspiraría al liderazgo de CDC: "Todos estamos al servicio del partido, y el momento que vive Convergència nos pide a todos salir de las zonas de confort".

Dardo a Santi Vila

Campuzano plantea Convergència como "una buena síntesis entre una socialdemocracia reformista y avanzada y el liberalismo progresista", dijo. Y aprovechó para cargar contra el consejero de Cultura, Santi Vila, que el jueves aseguró que el partido había sido "una mala copia de ERC". Campuzano fue tajante: "Seguro que no debe ser una mala copia de ERC, pero tampoco una versión en catalán y soberanista del PP"

.

El nombre del líder será un síntoma para ver qué dirección toma CDC: si apuesta en clave más conservadora, con Gordó, por la renovación que representaría Campuzano o el punto intermedio en el que se sitúa Turull. Sin embargo, la dirección asegura que esta vez será la militancia quién decida la estrategia del partido. Para este fin, la formación está realizando un sondeo de 90 preguntas entre sus militantes, a través de las cuales se quiere definir el futuro ideológico, organizativo y estratégico de CDC. En el sondeo se cuestiona de todo: por ejemplo, si el partido debe cambiar de nombre, si debe organizar primarias o qué actitud tomar ante los imputados.

El ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, y su sucesor, Carles Puigdemont, han prometido ser neutrales en la contienda