Selecciona Edición
Iniciar sesión

Carmena matiza que lo que quiere es un Gobierno de izquierdas

La alcaldesa pidió esta mañana un ejecutivo "de progreso y cambio " y luego añadió en Twitter que hacía referencia a PSOE y Podemos, no a Ciudadanos

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), ha señalado esta mañana sobre la sesión de investidura fallida de ayer: "Desearía que saliera un acuerdo con un Gobierno fuerte de cambio; sería bonito apoyar a quien en este momento está solicitando la investidura porque daría lugar a un gobierno de progreso y de cambio". En su opinión, "lo peor" que puede suceder es que se repitan las elecciones generales celebradas el pasado mes de noviembre por falta de acuerdo para elegir presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados.

"Como ciudadana y también como alcaldesa creo que no es bueno que estemos sin Gobierno, lo peor que nos puede pasar a la ciudadanía en general es que haya que repetirlas. Yo desearía con todas mis fuerzas que del próximo debate saliese un acuerdo con un Gobierno fuerte de cambio", explicó Carmena.

La regidora, sin filiación política, dirige un gobierno municipal integrado por Podemos, Izquierda Unida, Ganemos y Equo; en otras ocasiones ya había abogado por un pacto entre Podemos y PSOE para alcanzar La Moncloa. Pero en este caso, al referirse únicamente a "las fuerzas del cambio", se ha entendido que entre ellas podría contarse Ciudadanos.

La formación de Albert Rivera cerró la semana pasada un pacto con el PSOE para convertir en presidente al líder socialista, Pedro Sánchez, pero este acuerdo fracasó ayer en el Congreso al no lograr la abstención del Partido Popular o Podemos; volverán a intentarlo el viernes, con pocas posibilidades también. Las palabras de Carmena se entendieron así como un empujón al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para que se uniera a PSOE y Ciudadanos en este "gobierno del cambio".

Sin embargo, la alcaldesa puntualizó poco después, tras el revuelo político originado por sus declaraciones, que solo abogaba, como en ocasiones anteriores, por un pacto de PSOE y Podemos, es decir, en la línea del deseo de Iglesias. A las cinco de la tarde ha hecho una comparecencia exprés improvisada para apuntalar esa tesis: "Lo que yo quiero es que haya un gobierno fuerte, una alianza de izquierda".

Carmena ha explicado: "He dado mi opinión sobre un gobierno de cambio que yo entiendo que debe hacerse desde una alianza de izquierdas. Es un momento histórico en el que tenemos que tener muy claro que son los parlamentarios de los distintos partidos los que trabajen, y, a veces, cuando desde la sociedad civil se intenta expresar la sensación que produce este trabajo y transmitirles ánimo y objetivos, pues en estos momentos tan tenso e históricos cada uno lo puede interpretarlo como quiera. Pero es claro que lo que yo deseo es que haya un gobierno estable y un gobierno fuerte que tiene que tener una alianza de izquierdas". Preguntada si eso excluía a Ciudadanos, la alcaldesa ha añadido: "Lo importante es que se consiga eso, un gobierno estable y de izquierdas".

Las palabras de esta mañana de Carmena cobraban especial relevancia porque a su lado estaba la líder municipal socialista, Purificación Causapié, cuyo respaldo permitió a Carmena acceder a la alcaldía en junio. Sin su apoyo, la alcaldía habría sido para Esperanza Aguirre (el PP obtuvo 21 concejales, por los 20 de Ahora Madrid; el PSOE logró nueve, y Ciudadanos siete). Carmena ha puesto su acuerdo con Causapié de "ejemplo" a las fuerzas políticas del Congreso.

La líder municipal socialista, por su parte, ha recordado a Podemos que Aguirre sería ahora alcaldesa de no mediar su apoyo (en realidad, el de Antonio Miguel Carmona, candidato socialista y portavoz hasta que en agosto fue desplazado por orden de Pedro Sánchez). Causapié se dijo "decepcionada" por el resultado de ayer del PSOE, que no logró sumar en el Congreso ni un apoyo adicional a su pacto con Ciudadanos.

Más información