Un niño de 11 años pide ayuda porque su madre conducía bebida

El menor fingió que necesitaba ir al baño para que su progenitora parase en una gasolinera

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el sábado a una mujer de 46 años, que condujo haciendo eses con el coche, en el que viajaban sus dos hijos, de 10 y 11 años. Durante el trayecto, el mayor de ellos fingió que necesitaba ir al baño y su madre paró en una gasolinera. El pequeño aprovechó para pedir ayuda al trabajador de la estación de servicio para que llamara a la policía: su madre estaba bebida y no podía conducir.

La mujer había recogido a los dos niños por la mañana en un centro de menores en el que viven porque la Generalitat tiene la tutela, para pasar el día con ellos. La madre acumula una treintena de antecedentes por robos y ha protagonizado varios episodios violentos tanto contra sus hijos como contra los profesores del Centro Residencial de Acción Educativas (CRAE), de Girona.

Por la tarde, a las siete y media, cuando circulaban por la carretera C-35 a la altura de Vidreres (La Selva), fue cuando el mayor se dio cuenta de que su madre no estaba en condiciones y pidió ayuda en la gasolinera. A los pocos minutos se presentaron en el lugar una dotación de los Mossos d’Esquadra de Tráfico, una de Seguridad Ciudadana y una ambulancia. La mujer, a quien la última de sus muchas direcciones le consta en Sant Julià de Ramis, estaba muy alterada e insultaba a tanto a los pequeños como a los agentes. Ante los síntomas evidentes de que no se encontraba en buen estado, la policía le pidió que se sometiera a la prueba de la alcoholemia y al test de drogas, a lo que se negó.

Ante esta situación, los agentes la detuvieron y los menores fueron devueltos al centro de menores. Desde la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) han explicado que una vez hayan hablado con los dos niños, con sus familiares y con los agentes que practicaron la detención, emitirán un informe sobre lo sucedido. Además, el Equipo de Atención a la Infancia y la Adolescencia (EAIA), compuesto por psicólogos y encargado de determinar el régimen de visitas en cada caso, revisará el régimen de visitas de la detenida y analizará si se la suspenden temporalmente, se hacen visitas acompañadas, o no le dejan visitar a sus hijos.

Más información