Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los últimos trazos en dictadura

El CAAC expone más de 200 obras de medio centenar de artistas de entre 1957 y 1975

Dos de las obras expuestas en la exposición '1957-1975'. EFE

De 1957 a 1975 van 18 años. Un intenso periodo marcado no solo por lo político, sino también por lo social y lo artístico. En el ámbito político, esta etapa comienza con el final de la autarquía y termina con la muerte de Franco y los primeros soplos de la democracia. En el campo artístico, se pasa de los lenguajes abstractos y conceptuales al auge de las tendencias figurativas. Esta histórica época queda reflejada en las más de 200 obras que componen la exposición 1957-1975, que acoge el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) hasta el 11 de septiembre.

La exposición refleja la pujanza del arte contemporáneo español en el último periodo de la dictadura de Franco mediante los trabajos de medio centenar de artistas nacionales e internacionales de la colección permanente del museo. Pintura, escultura, instalación, vídeo o fotografía de artistas como Guillermo Pérez Villalta, José Guerrero, José Soto, Jordi Teixidor, Gerardo Rueda, Antonio Saura, Soledad Sevilla, Rafael Canogar o Alberto Schommer. Asimismo recoge obras de Equipo 57, Grupo Afal o El Paso. "Éramos conscientes de que hacíamos algo que rompía y la idea era conectar con las corrientes europeas", ha asegurado Juan Cuenca, miembro de Equipo 57.

Según ha explicado el director del CAAC, José Álvarez Reyes, la muestra se extiende por nueve salas que "funcionan como microrrelatos independientes, pero con conexiones entre sí" dedicadas a Equipo 57, a la asociación de fotógrafos andaluza, al denominado informalismo, al arte conceptual y, entre otras, a galerías como la de Juana de Aizpuru, M-11 y La Pasarela. "El recorrido comienza con la película que el Equipo 57 realizó ese año. Continúa con obras de miembros de Afal, para luego detenerse en una amplia sala negra mediante cierta visión pesimista, desde el informalismo o desde investigaciones formales geométricas. La abstracción expandida, postpictórica, de borde duro o los modelos, estructuras y formas son también protagonistas. Al mismo tiempo, en contraposición, el arte de comportamiento y las prácticas sociales del cuerpo tienen importantes paradas en, entre otros, Bruce Nauman, Valie Export, Nacho Criado o Marta Minujín. El recorrido termina con el pop político y con las primeras incursiones de la Nueva Figuración", señala el responsable.

'Andalucía aparición', de José Guerrero.

1957-1975 muestra por primera vez en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo obras de artistas como Robert Llimós, Anzo, Francesc Artigau, Artur Heras y Alfredo Alcaín, que se habían podido ver en el antiguo Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla hace más de 20 años. "La exposición supone una gran oportunidad para ver obras que llevaban mucho tiempo sin exponerse", afirma Álvarez Reyes. Asimismo, cuenta con una pieza de José Ramón Sierra, depositada por el artista en el CAAC tras la retrospectiva que se le dedicó el pasado año, así como un gran mural donado por José Soto. "La razón de sus dimensiones es conseguir que la obra envuelva al público", explica el artista. El mural, titulado Espacio horizontal continuo y de 5x8 metros, formaba parte de un innovador proyecto que el pintor sevillano realizó en los años 70 para decorar unas oficinas. "Tomé los bocetos antiguos y se ha reproducido bajo mis indicaciones", ha añadido.

La exposición incluye publicaciones y carteles clandestinos procedentes del Archivo Histórico de Comisiones Obreras de Andalucía que contextualizan el momento político y social en que se produjo el arte de estos 18 años.