Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Una plaga de mosquitos obliga a trasladar una guardería de Alcobendas

Se va a fumigar el edificio por tercera vez y se sellará el subsuelo, de donde proceden los insectos

Entrada a la guardería Cascabeles, en Alcobendas, este martes.

Una plaga de mosquitos en la guardería pública Cascabeles de Alcobendas obligará a trasladar de forma provisional a sus 107 alumnos. La Comunidad realizará a partir de la próxima semana una fumigación en el centro y sus inmediaciones (será la tercera) y procederá a sellar el subsuelo del edificio, de donde proceden los insectos. Los niños, de entre cero y tres años, continuarán en sus aulas de la escuela infantil Cascabeles hasta el jueves. El viernes, que no será lectivo, el Ayuntamiento de la localidad se encargará de trasladar los materiales hasta el colegio público Tempranales, de San Sebastián de los Reyes, donde los pequeños permanecerán, previsiblemente, hasta el 28 de marzo.

Será ya el lunes 7 cuando los alumnos comiencen sus clases en el centro al que se trasladarán, que está a 1,7 kilómetros de distancia de la guardería. Se trata de un colegio público de primaria inaugurado este curso (el 2015-2016). La escuela cuenta con nueve aulas, aunque solo tres de ellas están siendo utilizadas en este momento, según la Consejería de Educación. No habrá un servicio de transporte para ellos, sino que serán los propios padres de los niños quienes deban llevar a sus hijos hasta el nuevo centro. La medida, incluso, beneficiará a muchos de ellos porque el colegio les queda más cerca de sus viviendas, indican desde el Ayuntamiento.

Estaba previsto que la tercera fumigación (ya se han realizado otras dos) se efectuara durante las vacaciones de Semana Santa, pero los últimos informes de Sanidad han recomendado no esperar y comenzar las actuaciones cuanto antes. El problema no es nuevo, sino que lleva bastantes meses latente. La plaga de mosquitos permanece en el subsuelo del edificio, en el que existe un acuífero que sirve de cultivo para la reproducción de estos insectos. Las condiciones de mayor calor en la superficie hacen que los insectos suban hasta ella en una época del año en la que no son frecuentes y pongan en riesgo a los pequeños, explica el Consistorio de Alcobendas.

Para realizar las obras, que competen y financia la Comunidad de Madrid, la Consejería de Educación ha pedido presupuesto a varias empresas con la intención de iniciar los trabajos cuanto antes. No se cuenta aún con una partida concreta para pagar estas actuaciones. Dependerá de las propuestas que realicen las empresas y del montante final ya que, si supera los 18.000 euros, deberá abrirse un concurso público para adjudicar las obras que precisa la guardería a la mejor oferta.

El centro Cascabeles de Alcobendas se inauguró en 2005 y pertenece a la red pública de escuelas infantiles de la Comunidad, que la adjudicó a una empresa, el Grupo Kidsco, que la gestiona (en total, administra 53 centros en toda España, la mayoría en Madrid). La escuela es un edificio de una planta en forma de L que consta de ocho aulas organizadas atendiendo a las edades de los niños y a un gran patio central, desde el cual se accede directamente a todas las aulas, según explica la propia página web de la escuela. La directora del centro ha rehusado hacer declaraciones para este periódico.