Wanda confirma a Carmena su intención de reformar el edificio España

La alcaldesa se reúne durante hora y media con el grupo chino y asegura que "se queda" en Madrid para "negociar" cómo se hará la obra

El edificio Plaza España, que Wanda ha puesto a la venta. FOTO: Samuel Sánchez | Vídeo: El País

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha reunido esta mañana durante una hora y media con una delegación del grupo chino Wanda encabezada por el director general en la capital, Michael Qiao, y ha señalado después que la empresa sigue interesada en reformar el edificio España, de forma que los trabajos técnicos con el Ayuntamiento continúan para encontrar una solución viable a la obra sin derribar, como prohíbe la Comisión Local de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, las fachadas y alzados laterales.

La alcaldesa ha desmentido así ante los periodistas esta mañana, durante un acto en Coslada de agradecimiento a los madrileños por su solidaridad con los refugiados sirios, la información publicada hoy por el diario 'Cinco Días' (y reproducida durante una hora por EL PAÍS) en la que se afirmaba que Wanda había comunicado el domingo a Carmena su despedida del proyecto. Según ha explicado la alcaldesa, esa reunión del domingo ni siquiera tuvo lugar.

Fuentes municipales aseguran que ha sido esta mañana precisamente, de nueve y cuarto a once menos cuarto, cuando Carmena se ha reunido con la delegación china. De hecho, fruto de la importancia que le daba a ese encuentro, la propia alcaldesa bajó al patio de cristal del Palacio de Cibeles, junto a su primera teniente de alcalde, Marta Higueras, para recibirles. A la reunión solo asistieron ellas; no estuvo el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ni el hombre de confianza de la alcaldesa y mediador en otros casos, Luis Cueto.

Según fuentes municipales, los responsables de Wanda han comunicado su intención de mantener el proyecto, y se ha abierto "una nueva ronda de negociaciones" con los técnicos municipales para solucionar los obstáculos urbanísticos."Wanda se queda en Madrid", ha zanjado la alcaldesa en persona, "ellos están encantados de quedarse y nosotros de que se queden". En esta reunión no se ha hablado en ningún momento del interés de Wanda por comprar los terrenos del Ministerio de Defensa en el desarrollo de Campamento, una operación que sigue varada por la falta de desarrollo urbanístico del ámbito y la falta de Gobierno en La Moncloa.

Wanda compró el edificio España (construido en 1957, con 117 metros de altura y 28 plantas, y ubicado en la madrileña plaza de España) por 265 millones al Banco Santander en julio de 2014. La Comisión Local de Patrimonio Histórico (controlada por la Comunidad de Madrid y en la que también participa el Ayuntamiento de la capital) ya había dicho en marzo de 2014 que las fachadas y los alzados laterales había que mantenerlos, pero el grupo chino volvió a consultarlo el pasado verano, alegando que la obra no era posible de esa forma.

La respuesta del organismo, que preside la directora regional de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini (PP), fue la misma: no se pueden tirar las fachadas. El Ayuntamiento, que defiende también la necesidad de proteger estos elementos, informó de que estaba trabajando "para dar viabilidad técnica a la actuación, garantizando el cumplimiento de la ley y que sean posibles las reformas que quiere hacer el grupo". "Hemos hecho una nueva propuesta y se está discutiendo, están reflexionando", explicó Carmena en enero. "Wanda está sorprendida del conjunto de rumores que se han desatado con estas informaciones cruzadas", añadió Calvo.

Entre esos "rumores" está que Wanda haya puesto el edificio a la venta, un extremo que el Ayuntamiento ha repetido en varias ocasiones que desconoce. El grupo chino ha prescindido de su equipo de comunicación en Madrid (y también de abogados, arquitectos, marketinianos, etcétera), de forma que resulta muy complicado obtener su versión de este asunto. Lo que sí hizo Wanda en enero, mediante un comunicado oficial en chino en su página de Internet, fue anunciar que "en este momento" está "revaluando por completo" su proyecto de reforma del edificio, sin añadir más detalles.

A finales del pasado mes de octubre, apenas días después de conocer la decisión de la Comisión Local de Patrimonio de vetarle el derribo de las fachadas, el presidente de Wanda, Wang Jianlin, dio una conferencia en la escuela de negocios de la universidad estadounidense de Harvard, en la que explicó sobre este proyecto: "Estás condenado a toparte con problemas, o cuando inviertes o durante el desarrollo. Es muy normal que ocurra. Si no hubiera problemas, no haría falta un jefe o un gestor profesional muy bien pagado. ¿Qué haces cuando te topas con un problema? Ser paciente. Poco a poco, ellos exponen sus razones. Tú puedes hacerme sugerencias, y yo puedo contratar a un equipo de relaciones públicas o abogados para refutarlas. Este asunto está aún en desarrollo, y esperamos con paciencia un resultado".

Más información