Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Puigdemont y Junqueras se reparten la tutela de la oficina para la secesión

La Generalitat asegura que la estructura no tiene coste adicional

Oriol Junqueras (i) y Carles Puigdemont este martes en la Generalitat. EFE

La Generalitat ha adaptado su estructura para crear una oficina que se dedicará a preparar la "desconexión" con España y una serie de órganos adjuntos que permitirán coordinar a todos los Departamentos en las tareas para preparar la independencia. El proceso será tutelado por el presidente Carles Puigdemont, a través del Departamento de Presidencia que dirige Neus Munté; y por el vicepresidente, Oriol Junqueras. De esta manera, el Ejecutivo asegura el equilibrio entre los dos partidos que integran el Gobierno, Convergència y Esquerra.

La nueva estructura tiene varias patas. El Gobierno convierte el Institut d'Estudis Autonómics, dedicado al desarrollo de la autonomía, en el instituto de Estudios del Autogobierno. El organismo seguirá presidido por Carles Viver Pi-Sunyer, el principal asesor de la Generalitat para preparar la independencia, que ya estuvo al mando del Consejo Asesor para la Transición Nacional. En paralelo la Generalitat crea la Secretaría para el Desarrollo del Autogobierno, que dependerá de Presidencia, y se coordinará con la Oficina para la Mejora de las Instituciones de Autogobierno, al mando de Vicepresidencia.

Tres ramas para un mismo objetivo: preparar la autonomía para la independencia. La estructura toma el relevo del Comisionado para la Transición Nacional, suspendido por el Constitucional y derogado oficialmente este martes. Para evitar una nueva suspensión, el Gobierno catalán evita cualquier terminología rupturista y asegura que estos organismos se dedican para trabajar "en el autogobierno", una competencia recogida en el Estatuto. Munté ha concretado que el ente no tendrá ningún coste adicional.

Más información