Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Urbanismo

Tres siglos de huella arquitectónica

Tito Llopis y Luis Perdigón presentan la cuarta edición de 'Cartografía Histórica de Valencia'

Los arquitectos Tito Llopis (izda) y Luis Perdigón, autores del libro.

La aventura de Cartografía histórica de la ciudad de Valencia, una radiografía de cómo se ha ido transformando la capital a lo largo de más de tres siglos, se inició a principios de los 80 con una exposición en el Colegio de Arquitectos que firmaron entonces cinco arquitectos: Tito Llopis, Luis Perdigón, José María Herrera, Rafael Martínez y Francisco Taberner. En 1985, el contenido de aquella exposición tomó forma de libro, bajo el patrocinio del Ayuntamiento de Valencia.

La Universidad Politécnica de Valencia retomó años después la posibilidad de actualizar la cartografía y en otoño de 2010 promovió, en colaboración con Llopis y Perdigón, la primera edición de la cartografía en formato análogico y digital, con nuevos planos que documentan los cambios de la Valencia de 1608 a la de 1944. Luego llegaron otras dos ediciones y una reimpresión.

Tres décadas después de que el proyecto echase a andar, Llopis y Perdigón presentan hoy en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia, una cuarta edición revisada y ampliada en la que han invertido dos años de trabajo y cuyos textos y comentarios originales pueden leerse, además de en castellano, en valenciano e inglés. Los 41 documentos gráficos se pueden consultar en una tarjeta USB -anexa al libro- que permite observar milimétricamente cada uno de sus trazos, la trama y hasta las correcciones a lápiz originales.

La obra incluye planos inéditos y discurre desde la ciudad que dibuja en 1563 el pintor de ciudades Anton van den Wijngaerde y la reflejada, en 1608, por el topógrafo Antonio Mancelli, hasta la ciudad que delinean, entre 1929 y 1944, los cartógrafos de la Dirección General del Instituto Geográfico y Catastral, y que fielmente fotografían las imágenes aéreas militares y civiles captadas entre 1926 y 1944.

Tito Llopis, miembro del estudio de arquitectura Vetges Tu i Mediterrània, y autor de remodelaciones como la de la plaza Redonda, expone la filosofía del libro: "No se puede entender el presente sin conocer el pasado, y sin entender el presente no se puede construir el futuro. Esa es un poco la filosofía de nuestro trabajo".

En su investigación se han encontrado documentos que permiten entender mejor la evolución de Valencia. El repaso empieza en 1608 y acaba en 1944 porque es cuando empieza a funcionar el primer plan general y entonces la cartografía es distinta. En su camino han conseguido planos "maravillosos" y completos. La cuarta edición, patrocinada por la Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia, la propia Universidad Politécnica y la firma Antique, incorpora 50 entradas nuevas o actualizadas. 

Los dos arquitectos han trabajado la cartografía pensando en la ciudad, en aportar documentos a los investigadores que eran difíciles de conseguir porque están dispersos por muchos organismos. En esta edición, los autores han puesto la lupa en cómo evoluciona Valencia en los siglos XIX y XX.

Dos hitos destacan en el planeamiento de la ciudad desde la segunda mitad del siglo XIX: el Ensanche de Valencia, a partir de la conocida hoy como calle Colón, y la Reforma Interior, que abarcaba todo el centro histórico. Los poderosos de la época querían transformarla de una ciudad de trazado romano, con mucha influencia árabe, a otra moderna como París, con la apertura de grandes avenidas. Ocurrió con la plaza del Ayuntamiento, la calle de San Vicente o la avenida del Oeste -esta inacabada por la oposición de arquitectos y vecinos.

Perdigón insiste en la  importancia de muchos de los proyectos barajados, se hayan ejecutado o no. “Hay propuestas de reforma en la ciudad que no se hacen pero influyen. Por ejemplo, la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez o Paseo al Mar, que es un proyecto de finales del XIX que todavía hoy influye en el debate urbano”, subraya.

Ninguno de los planeamientos anteriores han solucionado, sin embargo, la integración de los poblados martínimos de Valencia en el resto de la ciudad. “Esta zona de la ciudad es una prioridad. Es el gran proyecto de futuro”, observa Llopis dando un salto a lo que hoy es Valencia. Otro tema urgente es resolver la relación de la ciudad con la huerta, apostilla Perdigón.

Ambos arquitectos han sido muy críticos con la deriva del jardín de antiguo cauce del Túria, que, a juicio de Llopis, es un maravilloso parque lineal pero que se ha ido "deconstruyendo" con el paso del tiempo. “Se está privatizando su uso, llenándose de vallas y cercas”, añade Perdigón.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha participado en la presentación de la cartografía y de una segunda publicación: la edición digital del II Congrés d'Història de la Ciutat de València (1808-2015), que reúne estudios de más de 60 especialistas que participaron en el citado congreso.

Más información