Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Salud eleva a 20 los casos importados de zika en Cataluña

El Departamento examinará a todas las embarazadas que hayan estado en países donde el virus es endémico

El Departamento de Salud ha elevado a 20 las personas diagnosticadas con el virus del zika en Cataluña. Se trata de 10 hombres y 10 mujeres, dos de ellas embarazadas, que contrajeron la dolencia en países de América Latina donde el virus es endémico. Aunque la dolencia se presenta como una gripe leve en la mayoría de los casos, los expertos han dado la voz de alarma ante la posible vinculación del zika con casos de microcefalia en fetos de madres infectadas. En el caso de las dos gestantes diagnosticadas en Cataluña, los embarazos siguen su curso natural y los fetos no presentan, por ahora, ninguna anomalía.

Aunque no está probada la relación entre el zika y algunas dolencias neurológicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó hace unas semanas la “alarma global” por el virus, que ya se extiende por una veintena de países de América Latina. El virus se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti. En España no se ha producido ningún caso autóctono aunque, previsiblemente, el vector transmisor sería el mosquito tigre, otro insecto del género Aedes, muy presente en el litoral mediterráneo.

El Departamento de Salud, por su parte, ha extremado las precauciones con el colectivo más vulnerable (embarazadas) y ha desarrollado un protocolo específico para gestantes que hayan viajado a zonas de riesgo. Independientemente de si han desarrollado los síntomas o no, las mujeres embarazadas que hayan estado en países con zika serán sometidas a una prueba diagnóstica para comprobar si están infectadas. A las pacientes también se les preguntará si su pareja sexual ha estado de viaje en zonas donde el virus está activo -el zika también está presente en el semen- y se les recomienda el uso del condón durante un mes después del viaje.

En caso de que la prueba diagnóstica de positivo, las gestantes tendrán que someterse a controles periódicos, cada tres o cuatro semanas, en el hospital Vall d’Hebron y en el Clínic, los centros de referencia para hacer el seguimiento de estos casos. El estudio incluirá ecografías y neurosonografías, que permiten estudiar de cerca el desarrollo cerebral del feto.

En el resto de España, el Ministerio de Sanidad ha cuantificado otra veintena de casos: diez en Madrid, de los cuales una es una mujer embarazada, cinco en Castilla y León, dos en Aragón, dos en Asturias, uno en Andalucía, uno en la Comunidad Valenciana y otro en Navarra.