Guardias civiles vigilarán que nadie se bañe en La Pedriza

También se reducirá el número de vehículos que acceden al aparcamiento de Canto Cochino

Los miles de visitantes de La Pedriza no se podrán bañar en el río Manzanares. La Consejería de Medio Ambiente ha anunciado que estará prohibido a partir de la llegada del buen tiempo y que la Guardia Civil y los agentes forestales vigilarán el cumplimiento de la normativa. También se reducirá el número de vehículos que acceden al aparcamiento de Canto Cochino y se cerrará la barrera de acceso al entorno a partir de las 9.30 de la mañana.

“La gente no solo se baña sino que se lleva la paellera, la bombona de butano, lava los cacharros o al perro, incluso he visto a una familia con una mesa dentro del río jugando al mus”, describe Ana Jáuregui, miembro de la organización SOS La Pedriza. Porque nadie ha hecho nunca caso a los carteles que prohíben el baño en la zona. Y nadie se lo ha recriminado ni impedido.

Ahora la Consejería de Medio Ambiente ha anunciado el inicio de los trámites para declarar la Pedriza zona no apta para el baño. La prohibición será efectiva a partir del próximo verano. El espacio está protegido y se encuentra dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. Según los estudios realizados por la consejería, esta actividad supone una alteración importante de la calidad ecológica del río Manzanares. Muchas de las especies del curso fluvial han desaparecido de la zona usada por los turistas y el bosque de ribera se encuentra bastante alterado.

“Lo que realmente tienen que mejorar es la limpieza y poner vigilancia para que los visitantes respeten las restricciones”, opina Jáuregui. SOS La Pedriza se constituyó hace tan solo un año con gran éxito. Jáuregui piensa que la gran aceptación de los vecinos se debe a que estaban muy cansados de los problemas que provoca la gran afluencia de personas a la zona. “Hemos aglutinado ese malestar”, resume.

Una de sus exigencias de la organización era la prohibición del baño en el Manzanares, pero al mismo tiempo pedían que se habilitara una zona para que los visitantes pudieran disfrutar del agua. “Aunque siempre con vigilancia, como en otros lugares de la región”.

La consejería ha anunciado que los encargados de garantizar el cumplimiento de la normativa serán el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), que también se ha ofrecido para realizar patrullas a caballo, y los agentes forestales. Al mismo tiempo, se mejorará la señalización informativa.

Las restricciones anunciadas por el Gobierno regional afectan también al tráfico. Han propuesto cerrar la barrera de acceso a partir de las 9.30 con carácter general y reducir el cupo de vehículos que pueden estacionar en Canto Cochino. Al Ayuntamiento de Manzanares el Real, en el que se encuentra la Pedriza, se le ha encomendado habilitar zonas de aparcamiento para regular el número de vehículos que acceden al municipio.