Selecciona Edición
Iniciar sesión

Detenido un hombre acusado de violar a sus dos hijas

Los investigadores lo han localizado en Ecuador, donde ya está en prisión

La Guardia Civil ha esclarecido la violación de dos niñas de 8 y 11 años de las que había sido acusado su padre, de 36 años. Los investigadores han localizado al supuesto autor en Ecuador, su país de origen, donde se encuentra ingresado en prisión, según informó ayer la Comandancia de Madrid del instituto armado.

Los guardias civiles del Equipo de Mujer y Menor (Emume) de Madrid habían difundido a través de su cuenta de Twitter una fotografía con la imagen del progenitor. La denuncia les llegó en 2014 a través de una organización no gubernamental especializada en el tratamiento de personas víctimas de abusos sexuales. Allí trataron a las dos menores y comprobaron que habían sufrido violaciones por parte de algún familiar cercano. Los investigadores exploraron a las niñas y confirmaron la veracidad de la denuncia.

Cuando el padre de las menores se enteró de la denuncia, huyó de la vivienda y dejó de acudir a los lugares que frecuentaba. Por tanto, se pidió una orden de búsqueda y captura al titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz. Se inició una búsqueda por los municipios de la 4ª compañía de la Guardia Civil: el propio Torrejón, Algete, Daganzo, Cobeña, Fuente el Saz y Paracuellos del Jarama. Montaron dispositivos y controles de búsqueda, que no dieron ningún resultado. Tampoco localizaron la moto en la que se desplazaba por toda la región.

Conforme avanzaba el tiempo, cada vez había menos rastro del paradero del supuesto autor. Por ello, los especialistas del Emume pidieron la colaboración ciudadana y cursaron el 26 de mayo de 2014 sendas órdenes internacionales de detención. Una fue dirigida a la policía italiana, ya que la madre del hombre residía en este país. Otra se cursó a las autoridades ecuatorianas, al ser su país de origen y a donde previsiblemente podía haber regresado. “Es una persona exalcohólica que nos sabemos cuánto tiempo ha podido estar abusando de sus hijas”, explicaron entonces fuentes de la Guardia Civil.

En enero de 2015 y gracias a las gestiones realizadas con Interpol en Quito, se localizó al supuesto autor. El problema llegó al no poder extraditarlo al no contemplar esta posibilidad la orden internacional de detención. Entonces se pidió la llamada asistencia penal internacional, que permite que el detenido sea juzgado en su país de origen. Las autoridades ecuatorianas asumieron la competencia jurisdiccional del presunto autor. Ordenaron su detención y su ingreso en prisión.

Más información