Selecciona Edición
Iniciar sesión

Iceta explica el pacto del PSOE con Ciudadanos para acallar a los críticos

El dirigente del PSC compara la consulta a la militancia con la de la OTAN de 1986

El líder del PSC, Miquel Iceta, comparó este viernes la consulta a la militancia sobre el pacto de investidura entre el PSOE y Ciudadanos que se celebra hoy al referéndum para seguir en la OTAN de 1986. “Ahora nos pasa un poco como entonces, porque nos preguntan por un acuerdo pero puede haber otros”, dijo Iceta para referirse a que refrendar el pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera abre otros escenarios favorables para el PSOE y para España.

“Nos piden un voto de confianza”, dijo Iceta durante un acto explicativo del acuerdo al que acudieron 350 personas. Previamente, el líder socialista se reunió con algunos cuadros del partido contrarios al pacto y cuya cabeza visible es la viceprimer secretaria del PSC Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, una de las ciudades más pobladas de Cataluña.

Parlon considera que el acuerdo entre Sánchez y Rivera contiene “renuncias excesivas” para los socialistas, una afirmación que fue rebatida de manera contundente por Meritxell Batet, número dos por Madrid en las elecciones del 20 de diciembre y una de las seis personas que integran la comisión negociadora del PSOE.

Chacón avala el referéndum si fracasa la reforma en Cataluña

La exministra de Defensa y secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, aseguró ayer que consideraría la celebración de un referéndum sobre el futuro de Cataluña si los catalanes votasen mayoritariamente en contra de la nueva Constitución que su partido pretende impulsar.

“En este escenario, el mensaje sería clarísimo y aquí nos tendríamos que poner todos a trabajar, [empezando] probablemente por lo que hizo Canadá, donde la pregunta tenía que ser pactada y muy clara y la mayoría, suficiente”, dijo Chacón en una entrevista en la cadena SER.

“No hay ni una sola renuncia a los elementos esenciales de nuestro ideario socialista, es reflejo de nuestros principios y valores”, dijo Batet, quien coincidió con Iceta en la necesidad de “sumar más fuerzas” al pacto y anunció que están “muy avanzadas” las negociaciones para llegar a acuerdos puntuales con Izquierda Unida, Compromís, Coalición Canaria y el PNV. Serían pactos complementarios, nunca contradictorios ni excluyentes, al alcanzado con Ciudadanos, dijeron ambos.

Pese a cantar las ventajas del acuerdo, Iceta insistió en que es “insuficiente” porque “no garantiza la investidura” de Pedro Sánchez, del que elogió la estrategia seguida para llegar a La Moncloa. Iceta fue uno de los primeros dirigentes que abogó a los pocos días de las elecciones por pactar con Podemos y Ciudadanos. Su argumento es que a ambos partidos les une la voluntad de expulsar del Gobierno a Mariano Rajoy, un objetivo que comparte plenamente el PSOE.

El líder del PSC admitió que el pacto no afronta directamente el problema catalán y cierra la puerta al referéndum, pero precisó que beneficiará a los ciudadanos de esta comunidad con las medidas que se detallan en el documento. Entre ellas, un nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas, la derogación de la reforma laboral o la rebaja del IVA cultural.