Selecciona Edición
Iniciar sesión

TMB intenta blindar la contratación fuera de convenio en Autobuses

La empresa incluye en el preacuerdo con los sindicatos un artículo que excluye del convenio a varios cargos

El preacuerdo de convenio colectivo firmado por Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y las secciones sindicales de UGT, CC OO y SIT en Autobuses de Barcelona introduce un nuevo artículo que blinda la exclusión del convenio de ciertos colectivos. TMB ya cuenta con una sentencia firme que le obliga a incluir en el acuerdo laboral de Metro a 325 personas y, según denunció este viernes CGT, la dirección intenta ahora evitar un fallo similar en Autobuses al incluir este apartado en el texto.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que la intención de su Gobierno es integrar en el convenio a todos los trabajadores. Entre Metro y Autobuses, hay 570 contratos ajenos a convenios que suponen el 8% de la plantilla. De estos, 70 son directivos y el resto —a los que la compañía denomina técnicos— lo componen perfiles variados como secretarios de dirección o responsables de unidad. Sus salarios medios, según la categoría, van desde los 42.422 a los 110.281 euros en Metro y desde los 48.871 a los 110.639 euros en Autobuses.

Colau explicó que quiere evitar que aumente este tipo de contratación pero que la ley no le permite incluir en el acuerdo a los directivos. Tras cuatro días de huelgas en TMB, la edil admitió que la empresa “se ha gestionado mal y con opacidad” y que dará “pasos con rigor para resolverlo” a través de una agencia de transparencia exclusiva. A preguntas del concejal de la CUP, Josep Garganté, sobre los salarios detallados e individuales de los directivos de TMB, la compañía respondió que no podía dárselos porque se lo prohibía la Ley de Protección de Datos.

Fidelizar al personal

TMB tiene desde hace años un mecanismo según el cual, dependiendo del puesto, incluye a unos trabajadores en convenio y a otros les hace firmar una cláusula que los deja fuera. Fuentes de la empresa explicaron que se trata de una política para “fidelizar al personal cualificado”, ya que las condiciones de estos contratos son superiores en la mayoría de casos.

La compañía, CC OO y UGT defienden que la inclusión del nuevo artículo tiene como fin crear el marco para incluir en el convenio a parte del personal que esta fuera. Estos trabajadores ocupan cargos que hasta ahora no estaban comprendidos en el texto, por lo que se ha incluido un apartado más para establecer nuevas categorías laborales donde puedan encajar en un futuro. Pero admitió que los puestos enumerados en el primer apartado quedarán definitivamente excluidos. La plantilla, compuesta por 4.138 personas, deberá ratificar el preacuerdo el próximo lunes.