El Gobierno rechaza que Enseñanza diseñe las pruebas de primaria

La Generalitat puede ir al Tribunal Constitucional para reclamar la competencia

El Consejo de Ministros en funciones ha rechazado el requerimiento de la Generalitat, que buscaba defender su potestad para diseñar y establecer los criterios de las evaluaciones finales de la educación primaria. Estas pruebas están contempladas en la Ley Orgánica de Mejora en la Calidad Educativa (LOMCE). El Gobierno catalán puede elevar al Tribunal Constitucional una petición para determinar si se invaden sus competencias.

El departamento de Enseñanza había presentado el pasado 26 de enero un requerimiento de incompetencia ante el Gobierno del Estado al considerar que el real decreto que desarrollaba las pruebas vulneraba sus competencias en materia educativa y lingüística.

El decreto establecía, entre otros, la posibilidad de que los padres escogieran la lengua en que quieren que se realice el examen. La Generalitat considera que la jurisprudencia establece “que en ningún caso se prevé que se pueda escoger la lengua”. La vicepresidenta en funciones Soraya Sáenz de Santamaría cree que la ley no va en contra de la inmersión lingüística.

El departamento de Ensañanza también considera que el Ministerio desea regular la prueba de una manera “demasiado detallada” y debería limitarse simplemente a establecer las bases. La Generalitat ha de decidir si acude al Tribunal Constitucional.