Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La economía de Alicante vuelve a cifras de 2008

Ineca reclama un plan industrial que incluya turismo y alimentación y permita a la provincia recuperar 80.000 empleos perdidos

“La crisis ha quedado atrás”. Así de contundente se ha mostrado Joaquín Melgarejo, director de Proyectos del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) durante la presentación del informe de coyuntura socioeconómica de la provincia de Alicante correspondiente a 2015 que el organismo ha efectuado esta mañana, y que el catedrático de Historia Económica de la Universidad de Alicante firma junto al profesor Francisco Llopis. Con más de 4.200 datos económicos analizados, correspondientes al periodo 2008-2015, el informe permite afirmar “que la provincia de Alicante se encuentra hoy en una situación equivalente a la que vivía a comienzos de 2008”, ha explicado Llopis, antes de que se produjera “la caída en picado” de los dos siguientes ejercicios y gracias a la mejora experimentada en los dos últimos.

Sin embargo, pese a una evolución positiva muy evidente en sectores como la construcción de viviendas o el saldo comercial, existen dos lunares que la economía alicantina aún se encuentra lejos de superar. Por un lado, el desempleo, porque pese a que “en 2015 se han incorporado al mercado laboral más de 20.000 personas”, el paro registrado aún muestra 80.000 desempleados más que hace ocho años, y “la carencia de fondos financieros, tanto por la vía del ahorro como la vía de las inversiones”. En este caso, “la desaparición de la Caja de Ahorros del Mediterráneo ha sido una auténtica tragedia para la provincia”, según Melgarejo.

Perfecto Palacio, presidente de Ineca, cree que “sólo un plan de reindustrialización permitiría recuperar los 80.000 empleos que aún hay que crear en la provincia”. Ese plan, “que debe entenderse en un sentido amplio, incluyendo sectores tan importantes para nosotros como el turismo y el agroalimentario”, recibiría un impulso fundamental “si se consigue que el Ministerio de Hacienda apruebe la declaración del puerto de Alicante como zona franca, en conjunción con la zona anexa al parque empresarial de Elche”, un proyecto que, según Ineca, supondría la creación de 80.000 puestos de trabajo en una década. Palacio asegura que tanto Ciudadanos como el Partido Popular y el PSOE han mostrado su respaldo a la declaración, por lo que sea cual sea el signo del próximo gobierno central cree que la zona franca será un hecho: “nadie puede oponerse a un proyecto que supondrá algo diferencial para Alicante y que sólo puede aportar beneficios”.

Alicante no es tan exportador

El informe de coyuntura está estructurado en siete bloques de información que recogen datos económicos provenientes de 27 fuentes distintas. Inecta detecta una evolución positiva en la disminución de empresas disueltas, pero también “que existe una falta de oportunidades empresariales que frena la constitución de nuevos proyectos”. Alicante registra una tasa de crecimiento de afiliados a la Seguridad Social superior a la media nacional y una “reseñable reducción en el paro, complementada con un incremento en la renta de las personas”, destacando el “notable incremento en la recaudación por IRPF”, aunque los autores del estudio consideran que el desempleo “es actualmente el gran lastre a la situación general de recuperación y crecimiento económico”.

Llama la atención que una de cada cuatro visados de vivienda nueva registrados en España en 2015 pertenecen a Alicante, que también lidera la transmisión de viviendas, cuyo precio medio continua siendo inferior a la media nacional. También destaca la evolución en materia de turismos matriculados, con un incremento en 2015 del 42,73%, cuando en el conjunto de España ha sido del 22,9%. Los autores del informe lo atribuyen en gran medida a las empresas de alquiler de vehículos, muy beneficiadas por el aumento de turistas extranjeros que refleja el aumento de tráfico internacional en el aeropuerto de Alicante-Elche.

 Por contra, llama la atención de Ineca que “Alicante no es tan exportador como parece”, puesto que el peso relativo de las ventas al extranjero que utilizan la aduana alicantina se limita al 2,16% del total nacional, frente al 2,48% de Castellón, el 3,69% de Murcia o el 6,67% de Valencia. Dado que en parámetros económicos como el PIB Alicante representa entre el 4 y el 5% del total nacional, Ineca cree que la provincia “tiene potencial para duplicar sus exportaciones”.

Más información